Today in Filipino History: Catálogo Alfabético de Apellidos

TODAY IN FILIPINO HISTORY: 21 November 1849 — Governor-General Narciso Clavería y Zaldúa (Conde de Manila) decreed the printing of the “Catálogo Alfabético de Apellidos” to assign and standardize the surnames of Filipinos. This came to be known today as the “Clavería Decree”.

A prevailing myth today is that when you have a Spanish surname, it automatically means that you have a great-great somebody from Spain for an ancestor. While this may be true to a select few families (Fábregas, Gómez, Pertierra, Preysler, Velasco, Ziálcita, etc.), this notion cannot be applied to all Filipinos with Hispanic last names. It should be noted that throughout the three centuries of Spanish rule, very few Spaniards came to the archipelago. In fact, the most number of Spaniards who arrived here during that epoch were in cassock.

Before Spain created Filipinas on 24 June 1571, most of the natives had only one name, usually descriptive of the person. During the rest of the Spanish period preceding 1849, Filipinos started using whatever Spanish surname that suited their fancy. The newly Christianized, for instance, usually chose the names of saints for their last names (Bautista, Dionisio, Pablo, etc.). There were even members of the same family who had different surnames, hence confusing census recording, tax collection, and other forms and means of governance. Surnames back then were not even transmitted from parents to children as adults were free to choose whatever last name they had wanted to use for themselves; José Rizal was a remnant of this practice, although it can be argued that he used it under different circumstances).

Clavería solved this problem by releasing a catalogue of 60,662 Spanish (Alas, Arnáiz, Perez) and native (Balicao, Catacutan, Liwanag) surnames to be distributed to provinces throughout the archipelago in alphabetical order. The list was also expanded with the inclusion of the names of places (Évora, Navarra), plants (Alpay, Laurel), animals (Ganza, León), minerals (Esmeralda), character traits (Inocencio, Reformado), and even Hispanized surnames of Chinese origin (Quezon, Tiongco, Yuson).

The list of family names was distributed accordingly to the alcaldes mayores (provincial governors) who then sent a portion of the list to each parish priest under their provincial jurisdiction. Depending on what he thought was the number of families in each barrio or barangáy, the priest then allocated a part of the list to the “cabeza de barangay” (village chief) who then asked the assistance of the oldest member of each family to choose a surname for the rest of his family members. Upon registration of the chosen surname, the individual involved as well as his direct descendants thereupon would use it as a permanent surname.

Curiously, the catálogo also contained surnames that we might find strange and amusing today: Baboy, Bagong-gahasà, Halimaw, Láing, Otot, Tagay, Tañgá, etc. Seriously, such surnames are in the catalogue! Whoever thought of including such terrible sounding last names in the book must have been drunk or had a terrible sense of humor.

From another viewpoint, the Clavería Decree can also be regarded as a “Spanish embrace” because, by decreeing that the natives should OFFICIALLY adopt Spanish surnames, they were fully accepted as Spanish subjects without racial prejudice.

Did Uncle Sam think of such an act when he colonized us for close to fifty years?

Follow me on Facebook and Twitter! 😊

Hoy en la Historia de Filipinas: el nacimiento de Gregorio del Pilar

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 14 de noviembre de 1875 — Nace el General Gregorio del Pilar, uno de los generales más jóvenes de la rebelión tagala del Katipunán contra el gobierno español y en la defensa contra los invasores estadounidenses, en el pueblo de Bulacán, Provincia de Bulacán. Publico esta biografía suya en español que apareció por primera vez en el libro de texto Biographies of Filipino Heroes (Textbook for Spanish 4 N) por Josefina O. Ignacio que solía ser profesora de español en el Philippine College of Commerce (ahora conocido como el Polytechnic University of the Philippines). El dicho libro de texto fue publicado y distribuido por Webster School & Office Supplies en Manila en 1976. Ya no está en uso en ninguna escuela hoy, así que pensé en rescatarlo de olvido. Empecé con el cumpleaños de Mabini el año pasado, ahora sigo con el de “General Goyo”.

La imagen puede contener: una persona, de pie, exterior y naturaleza

GREGORIO DEL PILAR
Era el Más Joven Entre los Héroes
24 de noviembre de 1875 — 2 de diciembre de 1899

BIOGRAFÍA

Nació el 14 de noviembre de 1875 en la Provincia de Bulacán. Era el menor de los cinco hijos de Don Fernando H. del Pilar y Doña Felipa Sempio. Era sobrino de Marcelo H. del Pilar.

Estudió las primeras letras a su tío Romualdo Sempio, y Mónico Estrella, un maestro privado de su pueblo. Continuó sus estudios en Manila, primero en la escuela de Don Pedro Serrano Laktaw, finalmente en el Ateneo de Manila. Terminó sus estudios de Bachillerato en el Ateneo de Manila el 15 de marzo de 1896.

Por su valentín en la lucha de Cacarón de Sili en que fue herido, Gregorio, mereció el rango de Teniente y por su valor y coraje en el asalto a Paombong en que se hizo famoso, el General Aguinaldo le promovió el rango de Teniente General.

Gozando de la perfecta confianza del General Aguinaldo, Gregorio del Pilar llegó a ser dictador de Bulacán, Nueva Écija, y General del ejército filipino.

Por ser libertador de su provincia natal, y admirado y respetado por sus paisanos que le consideraban su ídolo; y por su guapura, juventud, elegancia en el vestir y educación, pues era el favorito no sólo de sus superiores y súbditos sino también de las mujeres románticas en su tiempo.

Su fé política y militar, el ideal porque lucha porque era la libertad y la alegría de su país. “Yo amo mi país,” decía. “Aceptaré con placer lo que el destino me impondrá a mi por este amor.”

Cuando Antonio Luna fue asesinado en Cabanatúan, Gregorio del Pilar fue nombrado sucesor. Notificado por su hermano mayor de la venida del ejército americano con armas superiore, el contestó: “Como el enemigo es fuerte y numeroso, lucharé hasta el fin. Por lo tanto anuncia a nuestra familia que me consideren muerto. No espero vivir por largo tiempo.”

Su predicción se realizó con armas inferiores, los filipinos iban perdiendo a los americanos. Aguinaldo y su ejército tenían que retirarse. En Gregorio del Pilar cayó la orden de encargarle de la retaguardia. Contaba sólo con unos cuantos soldados para realizar la arriesgada empresa. Como estaban en la parte norte de Luzón, para cogarles era menester de parte de los americanos por pasar Tila o Tirad un lugar de 4.500 pies de altura. Así que Gregorio puso sus soldados en sitio estratégicos alrededor del paso. Mirando por el sitio, el General del Pilar dijo que los americanos sólo podrían tomar posesión del paso por encima de su cuerpo.

En la madrugada del día 2 de diciembre de 1899, los americanos comenzaron su ataque. El General del Pilar defendió el lugar sólo con sesenta (60) soldados al frente de trescientos (300) soldados americanos. Era un combate de dignidad y honor. Después de seis horas de batalla, Gregorio del Pilar cayó muerto a las diez (10:00) de la mañana.

Cuando los vencedores llegaron al sitio encontraron al General del Pilar y cincuenta y dos (52) de sus soldados muertos.

En el día de su muerte, sólo tenía 24 años de edad. De él decían los vencedores americanos: “El más valiente de los generales filipinos.”

 

Hoy en la Historia de Filipinas: se establece el Surian ng Wikang Pambansa

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 13 de noviembre de 1936 — Se establece el Surian ng Wikang Pambansa (Instituto de la Lengua Nacional). Se le encomendó elegir el idioma nativo de Filipinas que se utilizaría como base del idioma nacional. En 1937, el Surian, bajo su primer director Jaime C. de Veyra, recomendó que el tagalo sea adoptado como lengua nacional. Así, en 1940, el Surian publicó dos libros: una gramática y diccionario oficial conocido como el “Balarila ng Wikang Pambansa” (Gramática del Lenguaje Nacional) escrito por Lope K. Santos, y el “Tagalog-English Vocabulary” (Vocabulario Tagalo-Inglés).

Deseaba el Surian a contribuir no sólo al desarrollo de la lengua nacional (tagalo) sino también al desarrollo de la literatura y la crítica literaria a través de la publicación de trabajos críticos, la entrega de premios anuales en poesía y ensayo, y la celebración de foros, simposios, y seminarios.

En 1987, en virtud de la Orden Ejecutiva N° 117, el Surian se convirtió en el “Linangan nga mga Wika sa Pilipinas” (Instituto de Lenguas Filipinas). En agosto de 1991, se volvió a transformar en Komisyon sa Wikang Filipino (Comisión de la Lengua Filipina) mediante la Ley de la República Nº 7104 (implementada en 1992). El Komisyon fue encargada de realizar, coordinar, y promover investigaciones para el desarrollo, la propagación, y la preservación de Filipino y otras lenguas filipinas nativas. El presidente actual es Virgilio Almario, Artista Nacional para la Literatura (2003).

Con la elevación de la lengua tagala como una lengua nacional, se puede decir sin temor a equivocarse que el Surian ng Wikang Pambansa que hoy en día se llama Komisyon sa Wikang Filipino fue uno de los factores que contribuyeron a la muerte de la lengua española en Filipinas.

Hoy en la Historia de Filipinas: Aguinaldo cambia a la guerra de guerrillas

La imagen puede contener: una persona, exterior y naturaleza

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 12 de noviembre de 1899 — En un concilio de guerra que tomó lugar en Bayambang, Pangasinán que fue asistitido por el Presidente Emilio Aguinaldo y muchos de los líderes militares filipinos, se adoptó una resolución que declaraba que el ejército filipino era incapaz de una mayor resistencia contra los WASP invasores (ya estaba ganando la bandera de Uncle Sam). Se decidió disolver el ejército y sus respectivos generales. Se les dijo que regresaran a sus propias provincias con el fin de organizar a la gente para la resistencia general mediante la guerra de guerrillas, una táctica que fue sugerida anteriormente por el asesinado General Antonio Luna.

Hoy en la Historia de Filipinas: Cinco de Noviembre

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 5 de noviembre de 1898 — Los liberales negrenses se rebelaron contra el dominio español y establecieron la efímera República Cantonal de Negros que existió contemporáneamente a la Primera República Filipina de Emilio Aguinaldo.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

“En esta parte de Silay se encontraba la farmacia donde los revolucionarios negrenses ayudaron en secreto a planear la revolución exitosa contra las fuerzas coloniales españolas el 5 de noviembre de 1898. Por lo tanto, esta calle se llamó Cinco de Noviembre” (foto: Darwin Dalisay).

Cuando estalló la rebelión tagala en Manila el 23 de agosto de 1896, los pocos liberales en la Isla de Negros no parecían entusiasmados. Pasaron dos años antes de que una gran parte de los plantadores de azúcar pronto comenzaran a simpatizar con los fines propuestos de la dicha insurrección. Para entonces, Aniceto Lacson, un rico propietario de Talísay, se había unido al Katipunán. Otros negociantes ricos como Juan Araneta, Rafael Ramos, Carlos Gemora, y otros liberales en la isla ya estaban negociando con sus camaradas en Iloílo y ya se estaban armando. Más tarde acordaron la revuelta el 3 de noviembre de 1898 (duró hasta 4 de ese mes). Sería dirigida por Aniceto Lacson con Nicolás Gólez de Silay como subcomandante. Al sur de Bacólod, la revuelta debía ser dirigida por Juan Araneta de Bago, con Rafael Ramos de Himamaylán como subcomandante.

El 5, los rebeldes ganaron cuando engañaron a los funcionarios locales españoles para que se rindieran — los rebeldes, liderados por los generales Araneta y Lacson, en realidad portaban armas falsas que consistían en rifles tallados en hojas de palma y cañones de esteras de bambú enrolladas que estaban pintadas de negro. 😂

Este evento ha sido celebrado en Negros como “Cinco de Noviembre” y también es un día no laboral especial allí (por el Acta de la República N° 6709, firmada por la Presidenta Corazón Aquino el 10 de febrero de 1989).

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

La bandera de la República Cantonal de Negros (se basa en la bandera del Presidente Aguinaldo) confiscada por las tropas del gobierno español (foto: Watawat).

Líderes de la República Cantonal de Negros

Aniceto Lacson Presidente (sólo de Negros Occidental)
Demetrio Larena Presidente (sólo de Negros Oriental)
José Ruiz de Luzuriaga Presidente de la Asamblea Constitucional
Eusebio Luzuriaga Secretario del Tesoro
Simeón Lizares Secretario del Interior
Nicolás Gólez Secretario de las Obras Públicas
Agustín Amenábar Secretario de la Agricultura y Comercio
Juan Araneta Secretario de Guerra
Antonio Ledesma Jayme Secretario de Justicia
Melecio Severino Gobernador Civil

El 27 del del mismo mes, la Cámara de Diputados se reunió en Bacólod y declaró el establecimiento de la República Cantonal de Negros. La Cámara de Diputados actuó como una Asamblea Constituyente para redactar una constitución. Finalmente, la constitución propuesta de la República Federal de Negros no se implementó. El 1 de enero de 1899, después de la breve insurrección de la Isla de Negros en noviembre del año anterior, la República Federal de Negros fue proclamada como un estado soberano o un cantón con dos provincias. Desafortunadamente, la República efímera se entregó a los invasores estadounidenses el 4 de marzo de 1899.

En una nota al margen (una observación mía), el establecimiento de este gobierno cantonal es una prueba de cómo Filipinas se desmoronó después de rebelarse de su madre, España.

Was the famous Leyte Landing of 1944 reenacted?

Today our country commemorates the anniversary of the famous Leyte Landing. That historic event from World War II features the landing of General Douglas MacArthur in Leyte Gulf to begin his campaign of recapturing and liberating our country from Japanese occupation, as well as to fulfill his now iconic “I shall return” promise. Together with him were President-in-exile Sergio Osmeña, Lieutenant General Richard Sutherland, Major General Charles A. Willoughby, Brigadier General Carlos P. Rómulo, and the rest of the Sixth Army forces. From his book The Fooling of America: The Untold Story of Carlos P. Rómulo, the late chemist-turned-historian Pío Andrade writes:

On October 20, 1944, following preliminary landings in Sulúan, Homonhón, and Dinagat islands between October 17-19, American soldiers landed in Leyte to begin liberation of the Philippines from the Japanese. After several waves of troops had landed, MacArthur landed at Red Beach, Palo, Leyte. It was a historic moment for MacArthur and the Philippines.

The above photo, now regarded as one of the most memorable images from World War II, is what the whole world knows about the Leyte Landing. However, in the same book, Andrade has more to reveal:

MacArthur’s Leyte landing has been firmly etched in the mind of the public thus: the general wading in knee-deep water with Philippine President Osmeña and Carlos P. Rómulo. Actually, there are doubts whether that picture is the real first Leyte landing of MacArthur. A daughter of one of President Quezon’s military aides told this writer that the picture was a reenactment. There were three shots of the Leyte landing picture taken from different angles thereby giving the impression that the landing was rehearsed. The New York Times reported that President Osmeña came ashore in Leyte on October 21, meaning that the famous Leyte landing picture was not taken the day MacArthur first stepped on Red Beach. MacArthur, himself, signed and dated a different Leyte landing picture which showed neither Osmeña nor Rómulo.

And what could that photo Andrade was referring to? Here it is:

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y exterior

Photo from Andrade’s book.

Real or reenacted, Rómulo was flamboyantly dressed in the Leyte landing picture. While professional soldiers Generals MacArthur, Sutherland, and Willoughby wore military caps, paper soldier Rómulo wore a steel helmet, the better to show his brigadier general’s star. Though he knew he would be in the rear headquarters, Rómulo dressed as if he was going to the combat zone. He had a pair of leggings and his revolver hang on a shoulder holster like an FBI agent instead of on a belt holster required by military regulations. Rómulo was trying hard to project himself as a real soldier.

But Rómulo’s alleged KSP attitude, of course, is another story. Today, the Leyte Landing is immortalized by the MacArthur Landing Memorial National Park at Red Beach, on the same site where MacArthur and his party landed. Which now leads me to a heritage crime that happened in 2014: the unceremonious removal of the Simón de Anda Monument from Bonifacio Drive in Manila to make way for a much larger highway to ease traffic. On deciding of removing the monument, then DPWH-National Capital Region head Reynaldo Tagudando said that the de Anda Monument has “no historical value”. Tagudando thus revealed his complete ignorance of who Simón de Anda y Salazar was.

De Anda was an oidor or member judge of the Audiencia Real (Spain’s appellate court in its colonies/overseas provinces) when the British, on account of the Seven Years’ War, invaded Filipinas in 1762. While many high-ranking government officials, including then interim governor-general and Archbishop Manuel Rojo del Río, already surrendered to the invaders, de Anda and his followers refused to do so. Instead, he established a new Spanish base in Bacolor, Pampanga and from there launched the country’s first ever guerrilla resistance against the British. He thus proved to be a big thorn on the side of the British until the latter left two years later.

During those tumultuous two years under the British, de Anda made no promises and neither did he leave Filipinas. He stuck it out with Filipinos through thick and thin and gave the enemy an armed resistance that they more than deserved. But “Dugout Doug” was all drama when he said “I shall return”, leaving the Filipinos to fend for themselves against the Japs. And when he did return, it was a disaster: the death of Intramuros, the heart and soul of the country.

If there was anything good that came out from 2013’s destructive Typhoon Yolanda, it was the damage done to that memorial park at Red Beach. When it comes to WWII commemorations, even the forces of nature know which monument has no historical value.

Hoy en la Historia de Filipinas: el nacimiento de Máximo Viola

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 17 de octubre de 1857 — Máximo Viola, conocido entre los historiadores y Rizalistas como el mejor amigo de José Rizal en Europa, nació en San Miguel de Mayumo, Provincia de Bulacán. Fue propagandista, escritor, y médico.

Máximo Viola.jpg

Dr. Máximo Viola y Sison.

Viola terminó sus estudios de medicina en la Universidad de Santo Tomás y luego se fue a España a estudiar en la Universidad de Barcelona donde obtuvo un título en medicina en 1882. Fue allí donde conoció a Rizal por primera vez y se involucró en el movimiento de Propaganda. Por invitación de este último, Viola viajó por Europa, particularmente a Alemania, Austria-Hungría, y Suiza de mayo a junio del año 1887.

Viola es mejor conocido como el financiero de Noli Me Tangere, la primera novela de su amigo Rizal. Durante ese tiempo, el primero último teniendo dificultades financieras; pensó que ya no podría publicar su novela. Viola le proporcionó ₱300, lo que le permitió al patriota publicar 2,000 copias en 1887. Como agradecimiento, Rizal le regaló a su amigo Viola la prueba de galera y la primera copia publicada de Noli Me Tangere. Esto significa que Viola fue la primera persona en leer la novela.

Proveniente de una familia acomodada, Viola también apoyó a otros propagandistas como Marcelo H. del Pilar, a quien ayudó económicamente.

En ese mismo año de 1887, Viola regresó a Filipinas para ejercer su profesión de médico. Tuvo una breve reunión con Rizal en Manila a fines de junio de 1892. Se sospechaba que ambos tenían vínculos con el Katipunán de Andrés Bonifacio. Las autoridades coloniales españolas continuaron sospechando de Viola hasta la rebelión tagala que fue instigada por los katipuneros. Con sus dos hermanos, se quedó en Biac-na-Bató, el ahora famoso barrio de su pueblo natal, durante la rebelión contra el gobierno español en Filipinas.

Si bien Viola era famosa por haber ayudado a Rizal a publicar su novela, lo que la gente no sabe sobre él es que los invasores estadounidenses lo llevaron a una prisión militar en Malate, Manila por negarse a colaborar con ellos. Viola sólo fue liberada por un médico estadounidense, un cierto Dr. Fresnell, que solicitó su asistencia ya que el segundo carecía de conocimientos sobre enfermedades tropicales que infligían a los soldados estadounidenses.

Viola estaba casada con Juana Roura con quien tuvo cinco hijos. En sus últimos años, terminó como un negociante dedicado a la fabricación de muebles hechos de camagong (Diospyros discolor), una especie de madera dura filipina. Murió en su pueblo natal el 3 de septiembre de 1933. Tenía 75 años.