Today in Filipino History: Catálogo Alfabético de Apellidos

TODAY IN FILIPINO HISTORY: 21 November 1849 — Governor-General Narciso Clavería y Zaldúa (Conde de Manila) decreed the printing of the “Catálogo Alfabético de Apellidos” to assign and standardize the surnames of Filipinos. This came to be known today as the “Clavería Decree”.

A prevailing myth today is that when you have a Spanish surname, it automatically means that you have a great-great somebody from Spain for an ancestor. While this may be true to a select few families (Fábregas, Gómez, Pertierra, Preysler, Velasco, Ziálcita, etc.), this notion cannot be applied to all Filipinos with Hispanic last names. It should be noted that throughout the three centuries of Spanish rule, very few Spaniards came to the archipelago. In fact, the most number of Spaniards who arrived here during that epoch were in cassock.

Before Spain created Filipinas on 24 June 1571, most of the natives had only one name, usually descriptive of the person. During the rest of the Spanish period preceding 1849, Filipinos started using whatever Spanish surname that suited their fancy. The newly Christianized, for instance, usually chose the names of saints for their last names (Bautista, Dionisio, Pablo, etc.). There were even members of the same family who had different surnames, hence confusing census recording, tax collection, and other forms and means of governance. Surnames back then were not even transmitted from parents to children as adults were free to choose whatever last name they had wanted to use for themselves; José Rizal was a remnant of this practice, although it can be argued that he used it under different circumstances).

Clavería solved this problem by releasing a catalogue of 60,662 Spanish (Alas, Arnáiz, Perez) and native (Balicao, Catacutan, Liwanag) surnames to be distributed to provinces throughout the archipelago in alphabetical order. The list was also expanded with the inclusion of the names of places (Évora, Navarra), plants (Alpay, Laurel), animals (Ganza, León), minerals (Esmeralda), character traits (Inocencio, Reformado), and even Hispanized surnames of Chinese origin (Quezon, Tiongco, Yuson).

The list of family names was distributed accordingly to the alcaldes mayores (provincial governors) who then sent a portion of the list to each parish priest under their provincial jurisdiction. Depending on what he thought was the number of families in each barrio or barangáy, the priest then allocated a part of the list to the “cabeza de barangay” (village chief) who then asked the assistance of the oldest member of each family to choose a surname for the rest of his family members. Upon registration of the chosen surname, the individual involved as well as his direct descendants thereupon would use it as a permanent surname.

Curiously, the catálogo also contained surnames that we might find strange and amusing today: Baboy, Bagong-gahasà, Halimaw, Láing, Otot, Tagay, Tañgá, etc. Seriously, such surnames are in the catalogue! Whoever thought of including such terrible sounding last names in the book must have been drunk or had a terrible sense of humor.

From another viewpoint, the Clavería Decree can also be regarded as a “Spanish embrace” because, by decreeing that the natives should OFFICIALLY adopt Spanish surnames, they were fully accepted as Spanish subjects without racial prejudice.

Did Uncle Sam think of such an act when he colonized us for close to fifty years?

Follow me on Facebook and Twitter! 😊

Hoy en la Historia de Filipinas: el nacimiento de Gregorio del Pilar

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 14 de noviembre de 1875 — Nace el General Gregorio del Pilar, uno de los generales más jóvenes de la rebelión tagala del Katipunán contra el gobierno español y en la defensa contra los invasores estadounidenses, en el pueblo de Bulacán, Provincia de Bulacán. Publico esta biografía suya en español que apareció por primera vez en el libro de texto Biographies of Filipino Heroes (Textbook for Spanish 4 N) por Josefina O. Ignacio que solía ser profesora de español en el Philippine College of Commerce (ahora conocido como el Polytechnic University of the Philippines). El dicho libro de texto fue publicado y distribuido por Webster School & Office Supplies en Manila en 1976. Ya no está en uso en ninguna escuela hoy, así que pensé en rescatarlo de olvido. Empecé con el cumpleaños de Mabini el año pasado, ahora sigo con el de “General Goyo”.

La imagen puede contener: una persona, de pie, exterior y naturaleza

GREGORIO DEL PILAR
Era el Más Joven Entre los Héroes
24 de noviembre de 1875 — 2 de diciembre de 1899

BIOGRAFÍA

Nació el 14 de noviembre de 1875 en la Provincia de Bulacán. Era el menor de los cinco hijos de Don Fernando H. del Pilar y Doña Felipa Sempio. Era sobrino de Marcelo H. del Pilar.

Estudió las primeras letras a su tío Romualdo Sempio, y Mónico Estrella, un maestro privado de su pueblo. Continuó sus estudios en Manila, primero en la escuela de Don Pedro Serrano Laktaw, finalmente en el Ateneo de Manila. Terminó sus estudios de Bachillerato en el Ateneo de Manila el 15 de marzo de 1896.

Por su valentín en la lucha de Cacarón de Sili en que fue herido, Gregorio, mereció el rango de Teniente y por su valor y coraje en el asalto a Paombong en que se hizo famoso, el General Aguinaldo le promovió el rango de Teniente General.

Gozando de la perfecta confianza del General Aguinaldo, Gregorio del Pilar llegó a ser dictador de Bulacán, Nueva Écija, y General del ejército filipino.

Por ser libertador de su provincia natal, y admirado y respetado por sus paisanos que le consideraban su ídolo; y por su guapura, juventud, elegancia en el vestir y educación, pues era el favorito no sólo de sus superiores y súbditos sino también de las mujeres románticas en su tiempo.

Su fé política y militar, el ideal porque lucha porque era la libertad y la alegría de su país. “Yo amo mi país,” decía. “Aceptaré con placer lo que el destino me impondrá a mi por este amor.”

Cuando Antonio Luna fue asesinado en Cabanatúan, Gregorio del Pilar fue nombrado sucesor. Notificado por su hermano mayor de la venida del ejército americano con armas superiore, el contestó: “Como el enemigo es fuerte y numeroso, lucharé hasta el fin. Por lo tanto anuncia a nuestra familia que me consideren muerto. No espero vivir por largo tiempo.”

Su predicción se realizó con armas inferiores, los filipinos iban perdiendo a los americanos. Aguinaldo y su ejército tenían que retirarse. En Gregorio del Pilar cayó la orden de encargarle de la retaguardia. Contaba sólo con unos cuantos soldados para realizar la arriesgada empresa. Como estaban en la parte norte de Luzón, para cogarles era menester de parte de los americanos por pasar Tila o Tirad un lugar de 4.500 pies de altura. Así que Gregorio puso sus soldados en sitio estratégicos alrededor del paso. Mirando por el sitio, el General del Pilar dijo que los americanos sólo podrían tomar posesión del paso por encima de su cuerpo.

En la madrugada del día 2 de diciembre de 1899, los americanos comenzaron su ataque. El General del Pilar defendió el lugar sólo con sesenta (60) soldados al frente de trescientos (300) soldados americanos. Era un combate de dignidad y honor. Después de seis horas de batalla, Gregorio del Pilar cayó muerto a las diez (10:00) de la mañana.

Cuando los vencedores llegaron al sitio encontraron al General del Pilar y cincuenta y dos (52) de sus soldados muertos.

En el día de su muerte, sólo tenía 24 años de edad. De él decían los vencedores americanos: “El más valiente de los generales filipinos.”

 

Just rummaging around some old files…

Look what I found in the archives of the Círculo Hispano-Filipino Yahoo! Groups of Mr. Andreas Herbig of Germany! Here I received a welcome message from Mr. Ramón Terrazas Muñoz of México. I just realized that I was only 22 years old when I became an online activist for the Spanish-language cause in my country. And now I’m 40 years old… time flies so fast!

La imagen puede contener: texto

¡Miren lo que encontré en los archivos del Yahoo! Groups Círculo Hispano-Filipino del Sr. Andreas Herbig de Alemania! Aquí recibí un mensaje de bienvenida del Sr. Ramón Terrazas Muñoz de México. Me di cuenta de que tenía sólo 22 años cuando me convertí en activista en línea por la causa del idioma español en mi país. Y ahora tengo 40 años… ¡el tiempo vuela rápidamente!

Hoy en la Historia de Filipinas: se establece el Surian ng Wikang Pambansa

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 13 de noviembre de 1936 — Se establece el Surian ng Wikang Pambansa (Instituto de la Lengua Nacional). Se le encomendó elegir el idioma nativo de Filipinas que se utilizaría como base del idioma nacional. En 1937, el Surian, bajo su primer director Jaime C. de Veyra, recomendó que el tagalo sea adoptado como lengua nacional. Así, en 1940, el Surian publicó dos libros: una gramática y diccionario oficial conocido como el “Balarila ng Wikang Pambansa” (Gramática del Lenguaje Nacional) escrito por Lope K. Santos, y el “Tagalog-English Vocabulary” (Vocabulario Tagalo-Inglés).

Deseaba el Surian a contribuir no sólo al desarrollo de la lengua nacional (tagalo) sino también al desarrollo de la literatura y la crítica literaria a través de la publicación de trabajos críticos, la entrega de premios anuales en poesía y ensayo, y la celebración de foros, simposios, y seminarios.

En 1987, en virtud de la Orden Ejecutiva N° 117, el Surian se convirtió en el “Linangan nga mga Wika sa Pilipinas” (Instituto de Lenguas Filipinas). En agosto de 1991, se volvió a transformar en Komisyon sa Wikang Filipino (Comisión de la Lengua Filipina) mediante la Ley de la República Nº 7104 (implementada en 1992). El Komisyon fue encargada de realizar, coordinar, y promover investigaciones para el desarrollo, la propagación, y la preservación de Filipino y otras lenguas filipinas nativas. El presidente actual es Virgilio Almario, Artista Nacional para la Literatura (2003).

Con la elevación de la lengua tagala como una lengua nacional, se puede decir sin temor a equivocarse que el Surian ng Wikang Pambansa que hoy en día se llama Komisyon sa Wikang Filipino fue uno de los factores que contribuyeron a la muerte de la lengua española en Filipinas.

Hoy en la Historia de Filipinas: Aguinaldo cambia a la guerra de guerrillas

La imagen puede contener: una persona, exterior y naturaleza

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 12 de noviembre de 1899 — En un concilio de guerra que tomó lugar en Bayambang, Pangasinán que fue asistitido por el Presidente Emilio Aguinaldo y muchos de los líderes militares filipinos, se adoptó una resolución que declaraba que el ejército filipino era incapaz de una mayor resistencia contra los WASP invasores (ya estaba ganando la bandera de Uncle Sam). Se decidió disolver el ejército y sus respectivos generales. Se les dijo que regresaran a sus propias provincias con el fin de organizar a la gente para la resistencia general mediante la guerra de guerrillas, una táctica que fue sugerida anteriormente por el asesinado General Antonio Luna.

Hoy en la Historia de Filipinas: HSBC establece su primera sucursal en Filipinas

HOY EN LA HISTORIA DE FILIPINAS: 11 de noviembre de 1875 — The Hongkong and Shanghai Bank establece su primera sucursal en Binondo, Manila, convirtiéndose así en el primer banco extranjero en Filipinas. Desde 1991 se le conoce simplemente como HSBC cuando se reorganizó como una sociedad controlante (HSBC Holdings plc); ahora es una empresa multinacional británica de banca y servicios financieros con sede en Londres, Reino Unido.

La imagen puede contener: cielo, árbol, coche y exterior

La primera oficina de HSBC en Filipinas está justo detrás de El Hogar Filipino en Binondo, Manila (foto de 2015 por Esquierdo Gálvez Bhel Asinas‎).

La imagen puede contener: noche

El primer edificio/oficina de HSBC en Binondo fue revivido en 2018 pasado, en un proceso que los conservacionistas del patrimonio llaman “reutilización adaptativa”. El edificio ahora se conoce como Grand Café 1919 (tomé esta foto el 24 de 2018).

En 1883, se abrió una segunda sucursal en Iloílo para servir a la creciente industria azucarera de la provincia.

Entre los historiadores filipinos, HSBC es conocido porque es donde Emilio Aguinaldo depositó parte del dinero del Pacto de Biac-na-Bató de 1897, una tregua que hizo con el Gobernador General Fernando Primo de Rivera para poner fin al rebelión tagala del Katipunán. Aguinaldo y sus hombres recibieron 400.000 pesos, y lo dividió en dos partes iguales. Abrió dos cuentas fijas en Hong Kong en enero de 1898: 200.000 pesos en HSBC con un 4% de interés, y los otros 200.000 pesos en The Chartered Bank of India, Australia, and China (ahora conocido como Standard Chartered) con un 2% de interés con derecho a retirar 50.000 pesos una vez cada tres meses.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

En 1971, la sucursal en Binondo fue trasladada a la Ciudad de San Pedro Macati (el nombre histórico/original de Makati City). Diez años después, se cerró la sucursal de Iloílo. Pero ahora tiene varias sucursales en todo el país.

To the Hispanophobic Filipino historian

Just recently, Rappler published an opinion piece by historian Jorge Mojarro (also a Spanish language teacher at the Instituto Cervantes de Manila) regarding the Elcano And Magellan controversy. In the said article, Mojarro wrote:

Philippine schoolbooks of history seem to be written not to understand the past nor to stimulate critical thinking, but to feed the students with tones of blind patriotism. If young Filipinos were learning properly the history of their nation, they would have not gotten so angry on social media with the new Spanish cartoon entitled Elcano & Magellan: The First Voyage Around the World, especially considering that nobody has seen it yet.

He was right on target. The culprit, indeed, is the current educational system that has already been structured to destroy the image of our country’s Spanish past to young students. At an early age, Filipinos have already been taught that we were invaded by Spain, that we were enslaved, that we were forced to become Christians, that the Spanish friars maligned us, that they have kept us ignorant, etc. etc. etc.

This is a form of brainwashing. Such allegations are not even substantiated by historical documents. But who exactly is to blame?

Our second guest blogger, Fr. Michell Joe “Jojo” Zerrudo (parish priest at the Most Holy Redeemer Church in Quezon City and current Catechetical Director and Exorcist of the Roman Catholic Diocese of Cubáo) points out to the culprits: the Filipino pseudo-historians behind those schoolbooks that Mojarro was referring to. The following posts were taken from Fr. Jojo’s Facebook.

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

Fr. Jojo may not be a historian. But he has what many Filipino historians today do not have: a piercing I.Q.