Carta abierta al Presidente de la Academia Filipina de la Lengua Española

Presidente
Academia Filipina de la Lengua Española

Estimado Don Guimò:

Buen día.

Señor, después de mucha deliberación desde nuestra reunión de almuerzo este sábado pasado, finalmente decidí no unirme a la Academia Filipina de la Lengua Española. Lo siento mucho, pero el tratamiento frío que yo recibí entre sus compañeros (me refiero a los profesores de UP Dilimán y al mismísimo expresidente de la Academia Filipina) cuando usted decidió nominarme como nuevo miembro ya es suficiente para que yo decida no unirme. Es que incluso si me convierto en miembro allí, no hay forma de que mis planes o ideas para avanzar el idioma español en Filipinas sean reconocidos o respetados por ellos. Estoy tan seguro que mi membresía allí sólo creará problemas y conflictos entre ustedes. Incluso podrían acusarlo de nepotismo y no quiero que eso le pase a usted.

Y hablando de nepotismo, usted sabe muy bien que ni una sóla vez le pedí que usted me hiciera miembro de la Academia Filipina. Fue idea suya, no mía. Sólo digo esto ahora para que quede registrado, para que en caso de que ellos se topen con esta carta abierta, lo entiendan que no tengo ningún motivo egoísta.

Pero no quiero sonar como un hipócrita. ¿Quiero ser miembro de la institución estatal más antigua de nuestro país? ¡Sí, por supuesto! Sería muy emocionante y gratificante ver mi nombre junto a los nombres de personas distinguidas como Benito Legarda Jr, Gloria Macapagal de Arroyo, y Ramón Pedrosa entre muchos otros. Sería realmente gratificante que un don nadie como yo se convierta, por fin, en un grupo prestigioso que alguna vez albergó nombres ilustres en la literatura filipina como Macario Adriático, Jesús Balmori, Fernando Mª Guerrero, Evangelina Zacarías, etc. Pero más que eso, creo que ser miembro de la Academia Filipina de alguna manera dar poder a mi sueño de toda la vida de una Filipinas de habla hispana. Sin embargo, si el precio de todo eso es un conflicto con los académicos, preferiría no tenerlo. No quiero problemas para nosotros dos.

Con el debido respeto a su liderazgo, mi querido maestro, la versión actual de la Academia Filipina —en mi opinión brutalmente franca— es nada más que un “social club” de personas que sólo anhelan prestigio. Usted y yo sabemos que muchos de ellos (no todos, pero la mayoría de ellos) no hacen casi nada para custodiar, enaltecer, y difundir el idioma español en nuestra patria. Podrían tomar represalias a lo que escribo ahora y afirmar que promueven el español enseñándolo. Es verdad. Pero lo hacen como una profesión, se les paga por ello. Lo hacen por un salario. Por el contrario, yo no gano ningún centavo cada vez que promociono el idioma español en el Internet. Incluso me costó la salud y me ha causado problemas en el hogar y en la oficina.

Déjeme decir esto ahora: muchos miembros actuales de la Academia Filipina especialmente aquellos en la profesión docente, en mi observación, son sólo políglotas, amantes del lenguaje, pero no son hispanistas como el primer plantel de académicos.

Pero no se preocupe porque hay muchas otras personas fuera de la Academia Filipina que están trabajando duro haciendo para el avance del español en el país. Son Arnaldo Arnáiz, Jemuel Pilápil, Christian Martínez, Hermana Fedelyn Bueno, y Atty. Ceferino Benedicto, etc. Incluso nuestro colega José Mª Bonifacio Escoda, a pesar de sus fallas, es muy trabajador cuando se trata de promover el idioma español en su cuenta de Facebook. Estos son los jóvenes (excepto Boni, ¡jeje!) cuya defensa del idioma español es más apasionada y más visible en el Internet en comparación con los miembros actuales (y esnob) de la Academia Filipina. Hoy en día, la visibilidad y la actividad en el Internet es muy importante para avanzar una defensa. Esta visibilidad y actividad y también carisma, entre otras virtudes nacionalistas, son inherentes a las personas que mencioné (no las veo en algunos miembros de la Academia Filipina a pesar de sus excelentes cualidades como eruditos). Estoy seguro de que hay muchos otros como ellos a quienes no hemos conocido todavía, individuos que continúan el trabajo (y el espíritu) de la original Academia Filipina.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Mi foto final con los miembros de la Academia Filipina de la Lengua Española en el Club Filipino. De pie, izquierda a derecha: Daisy López, Erwin Thaddeus Bautista, Wystan de la Peña, José Rodríguez Rodríguez (presidente honorario), Emmanuel Luis Romanillos, y yo (no socio). Sentado, izquierda a derecha: Benito Legarda Jr., Guillermo Gómez Rivera (presidente actual). Foto por Jeffrey Vecina, asistente leal del Sr. Gómez.

 

Espero que esta carta abierta no le entristezca ni le ofenda de ninguna manera. Sólo necesitaba explicarme a mí mismo (y pensé en escribirlo aquí en lugar de enviárselo por mensaje privado para la posteridad, y de modo que quedara registrado), y limpiarnos de cualquier acusación desagradable que pudiera surgir. Tuve que hacer esto para calmar a las mentes maliciosas en la Academia Filipina. No deseo ser su villano.

Sin embargo, me gustaría agradecerle por considerarme miembro. Durante muchos años, usted me ha estado diciendo que me nominará. Su confianza en mí sólo ya es un gran honor y vale más que hacerme miembro. La Academia Filipina es de ellos, más que la mía. No la necesito porque ya tengo mi blog. El idioma español en nuestro país seguirá creciendo con o sin la Academia Filipina. Y más importante aún, el espíritu de la verdadera Academia Filipin vivirá en los no socios. Esto creo.

Su seguro servidor Q.B.S.M.

José Mario “Pepe” Alas Soriano
Bloguero
EL FILIPINISMO

El Embarque (Himno a la Flota de Magallanes)

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

EL EMBARQUE
(Himno a la Flota de Magallanes)

–José Rizal–

          En bello día
Cuando radiante
Febo en Levante
Feliz brilló,
En Barrameda
Con gran contento
El movimiento
Doquier reinó.

          Es que en las playas
Las carabelas
Hinchan las velas
Y a partir van;
Y un mundo ignoto,
Nobles guerreros
Con sus aceros
Conquistarán.

          Y todo es júbilo,
Todo alegría
Y bizarría
En la ciudad;
Doquier resuenan
Roncos rumores
De los tambores
Con majestad.

          Mil y mil salvas
Hace a las naves
Con ecos graves
Ronco cañón;
Y a los soldados
El pueblo hispano
Saluda ufano
Con affección.

          ¡Adiós!, les dice,
Hijos amados,
Bravos soldados
Del patrio hogar;
Ceñid de glorias
A nuestra España,
En la campaña
De ignoto mar.

          Mientras se alejan
Al suave aliento
De fresco viento
Con emoción;
Todos bendicen
Con vos piadosa
Tan gloriosa
Heróica acción.

          Saluda el pueblo
Por ves postrera
A la bandera
De Magallán,
Que lleva el rumbo
Al océano
Do ruge insano
El huracán.

5 de diciembre de 1875.

THE EMBARKATION
(Hymn to Magellan’s Fleet)

–José Rizal–

          On fair day
When radiant
Phoebus in the East
Happily shone,
In Barrameda
With great contentment
Movement
Reigned everywhere.

           ‘This because on the shores
The caravels
Swell their sails
And shall depart;
And an unknown world
Noble warriors
With their steel
Shall conquer.

          And all is jubilation,
All happiness
And gallantry
In the city;
Everywhere reverberate
Hoarse sounds
Of the drums
With majesty.

          Thousands and thousands of salvos
Greet vessels
With echoes grave,
Of hoarse cannon,
And to the soldiers
The Spanish people
Render proud salute
With affection.

          Adieu, she tells them,
Beloved sons,
Brave soldiers
Of the native home;
With glories crown
Our Spain,
In the campaign
On sea unknown.

          As they sail away
To the gentle breath
Of the fresh wind
With emotion,
All bless
With pious voice
So glorious
Heroic action.

          The people salute
For the last time,
The flag
Of Magellan,
That is enroute
To the ocean
Where rages insane
The hurricane.

(English translation by Alfredo S. Veloso)

Yorme Iskô, ¡mabuhay ca!

Alarmantemente estamos perdiendo gran parte de los recuerdos de nuestro país. Me refiero a nuestro patrimonio, tanto tangible como intangible. Y esto me deprime todos los días. Pero el Señor Alcalde Francisco “Iskô” Domagoso Moreno de Manila me da esperanza. Me inspira a ser un mejor filipino. Me inspira a no renunciar a luchar por la supervivencia de los recuerdos de nuestro país.

 

We are alarmingly losing much of our country’s memories. I am talking about our heritage, both tangible and intangible. And this depresses me every day. But Manila Mayor Isko Moreno gives me hope. He inspires me to be a better Filipino. He inspires me never to give up fighting for the survival of our country’s memories.

¡MABUHAY CA, YORME ISKÓ MORENO! ¡Nauáy palagui cang pagpaláin at gabayán ng Pañginoóng Dios! 😇

¡Síganme en FacebookTwitter, e Instagram!

Melancolía en varias lenguas

La imagen puede contener: personas sentadas y exterior

Imagen: el Joster.

M e L a N c O l Í a ‘Letras dulces de individualismo’

M e L a N c H o L i A ‘Sweet letters of individuality’

P a G c A m A n I m D í M ‘Matatamís na letra ng individualismo’

M a L i N c O n I a ‘Lettere dolci di individualità’

M é L a N c O l I e ‘Lettres douces d’individualité’

Just rummaging around some old files…

Look what I found in the archives of the Círculo Hispano-Filipino Yahoo! Groups of Mr. Andreas Herbig of Germany! Here I received a welcome message from Mr. Ramón Terrazas Muñoz of México. I just realized that I was only 22 years old when I became an online activist for the Spanish-language cause in my country. And now I’m 40 years old… time flies so fast!

La imagen puede contener: texto

¡Miren lo que encontré en los archivos del Yahoo! Groups Círculo Hispano-Filipino del Sr. Andreas Herbig de Alemania! Aquí recibí un mensaje de bienvenida del Sr. Ramón Terrazas Muñoz de México. Me di cuenta de que tenía sólo 22 años cuando me convertí en activista en línea por la causa del idioma español en mi país. Y ahora tengo 40 años… ¡el tiempo vuela rápidamente!

All Filipino languages are Chavacano languages (just a thought)

All Filipino languages (Tagalog, Bicolano, Hiligaynón, Capampañgan, etc.) are in fact Chavacano languages, but in varying degrees. While it can be said that Chavacano (Zamboangueño, Cavitén, Bahra, etc.) is the closest Filipino language to Spanish, it should be noted that all the other Filipino languages are also rich in Spanish vocabulary. Before Tagalog was “Pilipinized” by purists in the 1930s and the ensuing decades, it was second runner-up to Chavacano in terms of number of Spanish words. Third was Hiligaynón, and so on and so forth.

La imagen puede contener: una persona, texto y primer plano

Screengrab from Langfocus.

Todos los idiomas filipinos (tagalo, bicolano, hiligaynón, capampañgan, etc.) son de hecho idiomas chavacanos, pero en distintos grados. Si bien se puede decir que chavacano (zamboangueño, cavitén, bahra, etc.) es el idioma filipino más cercano al español, cabe señalar que todos los demás idiomas filipinos también son ricos en vocabulario español. Antes de que los puristas (tagalistas) “pilipinizaron” el tagalo en la década de 1930 y en las décadas siguientes, fue el segundo finalista de chavacano en términos de cantidad de palabras en español. El tercero fue hiligaynón, y así sucesivamente.

Our country’s history and identity are in Spanish

Flag of Cross of Burgundy.svg

La Cruz de Borgoña, our first flag.

The history of our country was documented in Spanish. Let me briefly count the ways…

The forging of our islands into one nation was done in Spanish, from the day it was founded to the day it was defended from rebels. The writers who asked for reforms from Mother Spain wrote in Spanish. The proclamation of our independence was read out in Spanish. Our first constitution (Constitución de Malolos) was written entirely in Spanish. The deliberations of our first congress (Congreso de Malolos) were in Spanish. The official decrees and correspondences of our first president (Emilio Aguinaldo) and first prime minister (Apolinario Mabini) were in Spanish. Our newspapers that fought against the US invaders were in Spanish. Our poets who decried US colonization (Claro M. Recto, Cecilio Apóstol, Jesús Balmori, Fernando Mª Guerrero, etc.) wrote their anti-imperialist verses only in Spanish. THE LYRICS OF OUR NATIONAL ANTHEM WERE ORIGINALLY IN SPANISH.

José Rizal’s final love letter to all of us was written in Spanish.

Think about it.