Defining the Filipino National Identity without all the nationalist melodramatics

Image result for "filipino national identity"

Immediately after the “basktebrawl” that ensued between Gilas Pilipinas and Boomers last Last July 3, well-known sports broadcaster Chino Trinidad took to Facebook to express his dismay and embarrassment over the matter. Netizens were divided on the issue, but it seemed that many (including this blogger) defended the violent anger displayed by Gilas Pilipinas against their roughhousing opponents. Trinidad’s outspoken opinions didn’t sit well with many basketball fans, even prompting some to question his patriotism.

PEPE ALAS

In a seeming response to the insults received, Trinidad posted a question that is close to my heart.

La imagen puede contener: texto

All the comments he received were subjective. Naturally, for not many Filipinos are aware of what a Filipino really is. While it may be easy to define who a Filipino is, it is not the same as defining what is a Filipino. So since the Filipino National Identity is my core advocacy, I couldn’t resist not to reply.

Dear Chino. It is easy to define WHO is a Filipino. Anyone can do it by pointing out to one’s citizenship, or via jus soli or jus sanguinis. Even foreigners like Robert Downey, Jr. can become Filipinos if they wish to do so (via naturalization). Still others can wax melodramatic by claiming that they have the heart and soul of a Filipino (I know many of this kind, Fil-foreign celebrities and emotionally charged historians alike). But defining WHAT a Filipino is? That’s the tricky part, especially for the historically uninitiated, for this area requires a bit of “historical science”. Let me explain briefly…

The Filipino National Identity is the product of the so-called “Estado Filipino” or the Filipino State that began to exist in Spanish on 24 June 1571. This Filipino State was founded together with Manila on that same date, with the government having Spanish as its official language. Towards the end of the 16th century, the previously existing native ethnolinguistic states went into the Filipino State as co-founding members. They incorporated themselves with the Filipino State when they elected King Felipe II of Spain, popularly known as King Philip II, as their natural sovereign. This election was verified during a synod-plebiscite held also during that time frame.

From that time on, and after forming part of the 1571 Filipino State, our pre-Hispanic —I’d rather call it pre-Filipino— ancestors also accepted Spanish as their official and national language with their respective native languages as auxiliary official languages. Thus, the previously autonomous ethnolinguistic states that existed before the 1599 synod-plebiscite were respectively the ones that belonged to the Tagálogs, Ilocanos, Capampañgans, Bicolanos, Visayans, Mindanáo Lúmads, etc. not excluding the Moro Sultanates of Joló and Maguindanáo. Aside from these indigenous or native ethnolinguistic states, the pre-Filipino Chinese of Mayi-in-ila Kung shing-fu or Maynilad, or what is now known as Manila, likewise joined the Filipino State when they accepted the King of Spain as their natural sovereign. More so, because they knew that they would become the chief benefactors of the Manila-Acapulco Galleon Trade that would in turn last for 250 years.

Hence, all of the above mentioned people became, ethnographically and politically, Filipinos as well as Spanish subjects when they freely accepted the Spanish King (Rey Felipe II) as their natural sovereign in 1599, resided in Filipinas to do business, and paid taxes to His Majesty’s Manila government which became the capital of the Capitanía General de Filipinas, the basis of today’s Republic of the Philippines. It is because of this historical event that the Spanish language has become an inseparable part of every Filipino’s individual, collective, and national identity.

It is no wonder why former senator Claro M. Recto, one of our country’s greatest nationalists, declared that: “Without Spanish, the inventory of our national patrimony as a people will be destroyed, if not taken away from us since Spanish is part of our flesh and blood as Filipinos.”

The first to call themselves Filipinos, however, were those Spaniards who were born in our country (my generation remembers them as insulares). These Filipinos proudly referred to themselves as Hijos del País (Sons of the Country or Mg̃a Anác ng Bayan). But there was a power struggle between them and the Spaniards who were from Spain (peninsulares). The ethnolinguistic natives, particularly the most Hispanized of them all (the Tagálogs and the Capampañgans) sided with the people they grew up with: the insulares/Filipinos. In time, these Hispanized ethnolinguistic natives, including the Christianized Chinese, began calling themselves as Filipinos as well. And they had all the right to do so, because they spoke Spanish, they were baptized as Catholics, and they had been sharing the gifts of Western culture with their native-born Spanish brethren.

In sum, our Filipino National Identity is deeply rooted in our Spanish past, as do our country’s name (Filipinas/Pilipinas/Philippines), and how we call ourselves (Filipinos).

This information that I share to you about the origins of the Filipino Identity is just an introduction, and I tried to summarize it as briefly as I could. It is expected that many will disagree with this origin of the Filipino Identity, of course, and I can even be easily tagged as a colonial minded individual or “maca-Castilà”. But I have learned to understand such labels, especially since all of us have all grown up to the kind of history that was spoonfed to us by a chauvinistic kind of nationalistic education, that only the “nativist view” of the Filipino is the best and the most patriotic (I am not afraid to point a blaming finger at UP Dilimáns influential History Department and its exclusivist “pantayong pananaw” view of history).

But then, I think it is high time that we use our intellect instead of our emotions when it comes to a fair appraisal of Filipino History. And more importantly, knowing WHO and WHAT we really are based on our national identity as decreed by history will give us the much-needed DIGNITY and even COURAGE to help us move forward during these perilous times.

Advertisements

Ang maiqlíng opinión co sa caguluhang nañgyari sa paguitan ng Gilas Pilipinas at Boomers

Image result for gilas boomers pogoy

Ang mamatáy ng dahil sa’yó. Cuando te ofenden, por ti morir. ¿Para anó pá ang pagcantá mo nitó cung nilalapastañgan na ang bandera mo sa sarili mong bansâ, tapos hahayaan mo lang? Ualâ acóng paquialám sa reputación. Ang importante sa aquin, DIGNIDAD bilang isáng FILIPINO.

Image result for gilas boomers pogoy

Reunión de los protagonistas del documental “El Idioma Español en Filipinas”

La Asociación Cultural Galeón de Manila (ACGM) es una organización sin fin de lucro dedicada al estudio, divulgación, y promoción de la cultura e historia hispano-filipina, incluida la lengua española en al archipiélago filipino. Ha organizado seminarios y conferencias sobre historia y cultura hispano-filipina así como promovido el conocimiento mutuo de España y Filipinas, entre otros proyectos. Uno de ellos es la producción del documental “El Idioma Español en Filipinas“, escrito y dirigido por Javier Ruescas Baztán, presidente y socio fundador de la ACGM. El documental trata sobre la historia, la importancia, y el estado actual del idioma español en Filipinas.

No automatic alt text available.

Foto: Miguel Rodriguez Artacho.

La preparación y producción del documental empezaron con una serie de entrevistas a los fines de 2011. Renombrados filipinos de habla español como Guillermo Gómez Rivera, Gemma Cruz de Araneta, Manuel “Manoling” Morató, y Maggie de la Riva fueron algunos de los entrevistados. Fui uno de los que tuvieron la suerte de haber sido incluidos. Después de un año, el documental se estrenó por primera vez en el University of Asia and the Pacific (Universidad de Asia y el Pacifíco). Asistieron algunos de los entrevistados que aparecieron en el documental, incluyéndome a mí. Durante los años siguientes, se mostró el documental en varios lugares en Manila y Madrid, incluso la Universidad de Málaga.

El mes pasado (25 de octubre), Javier organizó por primera vez una reunión sencilla para los protagonistas de “El Idioma Español en Filipinas” en Rockwell Club en la Ciudad de Macati. Aparte de mi y del Sr. Gómez (ayudamos a Javier a organizar la reunión), los que asistieron la cena fueron José María Bonifacio Escoda, Alberto GuevaraMª Rosario “Charito” Araneta, Eduardo Ziálcita, Teresita Tambunting de Liboro (acompañado por su marido Andrés), Trinidad U. Quirino, y Maggie.

Mi querida amiga y comadre Gemma no pudo asistir porque tuvo una entrevista esa noche. Tampoco a Manoling (por lo que he escuchado, se suponía que iba a llegar pero estaba atrapado en el tráfico pesado). Los otros que también estuvieron ausentes en la reunión fueron: Isabel (mujer de Alberto); Benito Legarda, Hijo; Macario Ofilada; y; Fernando Ziálcita. María Rocío “Chuchie” de Vega y Georgina Padilla de Mac-Crohon y Zóbel de Ayala están en el extranjero. Mary Anne Almonte y Trinidad Reyes ya han fallecido (qué descansen en paz eterna).

Image may contain: 5 people, people sitting, table and indoor

Charito Araneta, Albertito Guevara, Señor Gómez, Maggie de la Riva, y un tal Pete Henson; sólo invitado, no es parte del documental (foto: Miguel Rodriguez Artacho).

 

Image may contain: 3 people, people smiling, people standing

Yo, Javier Ruescas (presidente de la AGCM), y José María Bonifacio Escoda (cámara del Sr. Escoda).

 

Image may contain: 13 people, people smiling, people sitting

En pie (izquierda a derecha): José María Bonifacio Escoda, Alberto Guevara, Charito Araneta, Eduardo Ziálcita, Javier Ruescas, Pete Henson, y Miguel Rodríguez (miembro de la AGCM). Sentado (izquierda a derecha): Tereret Liboro y su marido Andy; Teresita Quirino; Sr. Guillermo Gómez, y Maggie de la Riva. Se tomó esta foto cuando ya dejé la cena (foto: Miguel Rodriguez Artacho).

Durante la cena, se nos mostró el trailer del documental. También fuimos presentados uno por uno por el Sr. Gómez (descrito por Javier como “el corazón y el alma” del documental) porque la mayoría de nosotros no nos conocemos. Javier también nos dio a cada uno de nosotros copias del DVD del documental.

Yo estaba sentado junto a la Srª Quirino, la fundadora del Technological Institute of the Philippines. Ella es una dama muy amable y alegre que está llena de vida a pesar de su vejez. Es triste que no pude charlar con todos porque tenía prisa. Tenía trabajo esa noche, es por eso que fui el primero en irme. Sin embargo, antes de irme recordé a todos cuán honrado que estaba de estar en la misma mesa con respetables y verdaderos filipinos, y que nuestra reunión es un testamento de que el español nunca morirá en Filipinas.

No automatic alt text available.

 

Winwyn Márquez es la nueva Reina Hispanoamericana

Filipinas es uno de los tres principales países que ha producido la mayor cantidad de ganadores en los concursos de belleza (los otros dos son Venezuela y Brasil). En los últimos años, el mundo ha sido testigo de un aumento en el número de ganadores procedentes de Filipinas. Quizás la más famosa (y controvertida) entre las últimas victorias fue cuando Pía Wurtzbach, una filipina con sangre alemana, ganó el concurso Miss Universo hace dos años.

La victoria más reciente fue la que sucedió en Bolivia: la Reina Hispanoemaricana 2017 que fue ganada por María Teresita Ssen “Winwyn” Márquez el 4 de este mes.

Image result for "Winwyn Márquez"

Winwyn cuando ganó el título Reina Hispanoamericana Filipinas 2017 el 3 de septiembre  que sirvió como su boleto a la dicha para unirse a la Reina Hispanoamericana (foto: GMA Network).

La Reina Hispanoemaricana es un concurso de belleza donde participan todas las delegadas de los países de lengua hispana. Este concurso puede que no sea bien conocido en muchas partes del mundo pero ha sido famoso en toda Sudamérica desde su creación en 1991. Fue sólo este año cuando Filipinas se unió al concurso.

Winwyn, de 25 años de edad, está acostumbrada a la fama porque es hija de los actores Joey Márquez (también fue ex-alcalde de la Ciudad de Parañaque) y Alma Moreno. Ella tiene una tía que también era una reina de belleza internacional: Melanie Márquez (Miss Internacional 1979), hermana de su padre Joey. Ella misma es una personalidad de la TV pero no es tan conocida como sus padres.

Pero Winwyn no es toda la fama y la belleza. Tiene seso.

Durante la parte de “Preguntas y Respuesta” —en mi opinión la parte más importante de los concursos de belleza—, se le hizo a Winwyn esta pregunta: «¿Cómo harías vos para promover la cultura hispanoamericana si tenés una gran barrera, la barrera del idioma?» Su respuesta fue INCREÍBLE:

¡Buenas tardes! Estoy muy feliz de estar aquí! El idioma se puede aprender, pero la voluntad y la determinación de contribuir con algo a la organización, no se puede. Tiene que salir del corazón, y tiene que ser natural. Creo que la amabilidad es un lenguaje universal, que si tratas a las personas con tolerancia, paciencia, y amor, podríamos entendernos unos a otros. La cultura hispana no se trata sólo del idioma. Se trata de amor por Dios, amor por la patria, amor por la historia y la cultura, y amor por la familia. Y como filipina con un patrimonio único, los he inculcado. Estoy lista para promover la cultura hispana no sólo en Asia sino en todo el mundo. Es hora de celebrar la cultura hispana. Es buena para estar celebrada. ¡Gracias!

Winwyn respondió en inglés porque no habla español; tuvo que ser acompañada por un traductor (que, en mi opinión, no es muy hábil en su trabajo). Es un hecho triste que los filipinos de hoy, a diferencia de en el pasado, ya no hablan español. Y Winwyn es parte de esta tragedia lingüística. Sin embargo, lo que ella dijo en su respuesta es efusivo del legado hispánico de nuestro país: la cultura hispana no se trata sólo del idioma español sino también de amor por Dios (catolicismo), amor por la patria (como la de José Rizal, Marcelo del Pilar, Antonio Luna, etc.), amor por la historia y la cultura (nuestros apellidos, la comida que comemos, las tradiciones de nuestros pueblos natales, nuestras casas ancestrales, etc.), y amor por la familia (¿necesito decir más?). Es posible que hayamos perdido el idioma español pero nuestra alma hispana aún está intacta, y Winwyn es consciente de esto.

La victoria de Winwyn Márquez como Reina Hispanoemaricana de este año del centenario de Nuestra Señora de la Virgen de Fátima acaba de reafirmar el estado de Filipinas como un país hispano.

Image may contain: 2 people, people smiling

Winwyn está siendo coronada como Miss Reina Hispanoamericana 2017 por su predecesora, Magdalena Chiprés de Colombia (foto: Rodríguez Abel).

¡Enhorabuena, María Teresita! ¡Viva Filipinas! ¡Viva el mundo hispano!

“Gracias”: una manera fácil de promover el español en Filipinas

La palabra “gracias” es fácilmente una de las palabras castellanas más conocidas por los estudiantes de este idioma. Diciendo gracias se demuestra no sólo gratitud sino también educación (refinamiento). Y puesto que gracias tiene traducciones en casi todos los idiomas del mundo, es una de las primeras palabras que se enseñan a los estudiantes de la lengua española.

Curiosamente, incluso los que no estudian idiomas están familiarizados con esta sencilla palabra poderosa pero amistosa. Aún más en Filipinas que ha venido siendo un bastión del idioma español en Asia por desde hace más de cuatro siglos.

¿Qué estoy tratando de decir? Sí, estoy sugiriendo que nosotros filipinos siempre debemos decir gracias en lugar de “salamat pô” o hasta “thank you“. Esa es una forma de promoción de la lengua española. Lo he estado haciendo durante años. Cada vez que recibo un buen servicio en los restaurantes de comida rápida, tiendas, y varios establecimientos, cada vez que recibo mi cambio de los conductores de autobuses y chóferes de taxis o jeepneys, cada vez que alguien me da una mano amiga, siempre digo gracias a ellos. Ni una sola vez me dan una mirada de perplejidad, ni una sola vez me preguntan qué significa gracias. De algún modo, entendieron la palabra.

Usad gracias todo el tiempo. Usadlo dentro de vuestros hogares, usadlo en las calles, dentro de vuestras escuelas, las oficinas, incluso en las iglesias. Usadlo con frecuencia entre vosotros. Usadlo de Aparrí hasta Joló. Cuando un desconocido/a te ha ayudado con algo, di “gracias” a él/ella. No os avergoncéis ni siquiera os preocupéis de que no se os entiendan. Creedme — ¡os entenderán! Y ésa es la magia de la lengua española en nuestras islas.

Ya que si es español, entonces es verdaderamente filipino.

¡Gracias por leerme!

Originalmente publicado en ALAS FILIPINAS, con ligeras correcciones.

 

 

 

 

 

 

 

Vaya con Dios, Cardenal Vidal…

 

Noticias tristes: falleció esta mañana el arzobispo emérito de Cebú, Cardenal Ricardo Vidal Jamín, el cardenal más antiguo de Filipinas.

“Con gran tristeza anuncio la muerte del Cardenal Vidal,” dijo Monseñor Joseph Tan, el portavoz de la Arquidiócesis de Cebú. “Regresó a la casa del Padre a las 07:28 de hoy.” Lo han confinado en el Perpetual Succour Hospital (Hospital de Perpetuo Socorro) desde el 11 de este mes debido a la fiebre y dificultad de respirar. Fue en ese hospital donde respiró su último.

Aunque Monseñor Tan dijo que todavía no tenía detalles completos de la causa de muerte del Cardenal Vidal, sospecha que su corazón puede haber dado el último aliento debido a su vejez. El cardenal tenía 86 años.

El cardenal nació el 6 de febrero de 1931 en Mogpog, Marinduque a Faustino Vidal de Pila, La Laguna y Natividad Jamín de Mogpog. Fue quinto entre seis hermanos. Su primera comunión fue especial porque la recibió durante el Congreso Eucarístico Internacional cuando se celebró en Manila en 1937. Asistió a la Escuela Primaria de Mogpog (Mogpog Elementary School) para su educación primaria y luego estudió en el Minor Seminary of the Most Holy Rosary (Seminario Menor del Santísimo Rosario, ahora conocido como Our Lady of Mount Carmel Seminary o el Seminario de Nuestra Señora del Monte Carmen) en Sariaya, Tayabas. Luego estudió en Saint Francis de Sales Seminary (Seminario de San Francisco de Sales) en Lipa, Batangas donde estudió filosofía. También estudió teología en el San Carlos Seminary (Seminario de San Carlos) en Macati, Metro Manila.

El Cardenal Vidal fue ordenado como diácono el 24 de septiembre de 1955 y como sacerdote el 17 de marzo de 1956 en Lucena, Tayabas (la ciudad tayabeña donde nací hace 38 años) por el Obispo Alfredo Obviar. El difunto Papa Juan Pablo II (se convirtió en un santo hace sólo tres años) nombró al Cardenal Vidal como arzobispo coadjutor de Cebú en 1981. Más tarde se convirtió en arzobispo el 24 de agosto de 1982, sucediendo al cardenal Julio Rosales.

El 25 de mayo de 1985, se convirtió en cardenal-sacerdote de Ss. Pietro e Paolo a Via Ostiense, y fue uno de los electores cardinales que participaron en el cónclave papal de 2005 que eligió al Papa Benedicto XVI. Fue el único cardenal filipino que lo hizo debido a la mala salud del Cardenal Jaime Sin. De 1986 a 1987, Cardenal Vidal fue presidente del Catholic Bishops’ Conference of the Philippines (Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas).

No mucha gente sabe que el cardenal Vidal también fue hispanoparlante (al igual que el obispo que lo ordenó como sacerdote) y fue miembro de la Academia Filipina de la Lengua Española (fue colega de los Sres. Guillermo Gómez, Edmundo Farolán, ex-presidenta Gloria Macapagal de Arroyo, y muchos otros). Aparte de sus deberes religiosos, también fue un defensor de la preservación del idioma español en Filipinas. Con su fallecimiento, hemos perdido otro genuino filipino. Oremos por el eterno descanso de su alma.

¡Feliz Día de la Hispanidad!

La Virgen del Pilar (1780), óleo sobre lienzo por Ramón Bayeu.

12 de octubre. Una fecha que está consagrada en el corazón de todos los pueblos hispanos del mundo. Comenzó en el año 40 cuando la Santa Madre de Dios, acompañada de ángeles, apareció sobre un robusto pilar a Santiago el Mayor, «el Matamoros», alentándolo a que los paganos de Zaragoza y de la entera provincia romana de Hispania, que más tarde se convirtió en España, se convirtieran a la fe cristiana, y que su fe sería tan fuerte como la columna en la que la Santa Virgen estaba de pie. Fue la primera aparición mariana.

En virtud del Patronato Real con el idioma español como medio, esa fe se extendió por todas partes del globo, conquistando las Américas, partes de África, y un grupo de islas paganas en el Oriente que más tarde se convirtió en Filipinas. A continuación se presentan los países que pertenecen a esta maravillosa familia hispana:

ESPAÑA 🇪🇸
Argentina 🇦🇷
Bolivia 🇧🇴
Colombia 🇨🇴
Costa Rica 🇨🇷
Cuba 🇨🇺
Chile 🇨🇱
El Salvador 🇸🇻
Ecuador 🇪🇨
Filipinas 🇵🇭
Guatemala 🇬🇹
Guinea Ecuatorial 🇬🇶
Honduras 🇭🇳
México 🇲🇽
Nicaragua 🇳🇮
Panamá 🇵🇦
Paraguay 🇵🇾
Perú 🇵🇪
Puerto Rico 🇵🇷
República Dominicana 🇩🇴
Sahara Occidental 🇪🇭
Uruguay 🇺🇾
Venezuela 🇻🇪

En este día, demos gracias al Señor nuestro Dios, porque es justo darle gracias y alabanza, a través de la intercesión de la Virgen del Pilar, nuestra patrona. Oremos el Santo Rosario.

¡Feliz Día de la Hispanidad!