Honrar a los marineros o tripulantes de los galeones que fueron en su mayoría mexicanos y filipinos

¡Están invitados a participar!

La imagen puede contener: textoLa imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: océano, texto, exterior y agua

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: una persona, texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto y exterior

La imagen puede contener: texto y exterior

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: cielo y texto

La imagen puede contener: exterior

La imagen puede contener: texto y exterior

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto y exterior

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: cielo, océano, texto, exterior y agua

La imagen puede contener: texto, exterior y agua

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: texto

La imagen puede contener: cielo y texto

La imagen puede contener: texto

Preparado por: Numeriano Bouffard.

 

Advertisements

24 de junio de 1571: siempre volveremos a las raíces

Siempre invocamos cuando llega el 24 de junio que la dicha fecha es la misma fecha sagrada cuando se estableció el Estado Filipino (24 de junio de 1571), la base de la actual República de Filipinas.  Hoy se enseñó a todo el país a reconocer esa fecha, a través de un lavado de cerebro sistemático a lo largo de las décadas, simplemente como la fecha en que se declaró Manila como “ciudad capital”. Pero también siempre preguntamos lo mismo: “¿la ciudad capital de qué país?” Porque la lógica dicta que si hay una ciudad capital, debería haber, por supuesto, un país que debería representar.

¿Por qué el encubrimiento?

Gracias al Internet, la verdad sobre la Historia de Filipinas ya no se puede ser escondida. Nosotros filipinos siempre volveremos a las raíces.

¡Feliz 448° cumpleaños, Filipinas!

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Una sencilla celebración con mi mujer

VOLVAMOS AHORA A LA CIUDAD MURADA
(Pepe Alas)

Volvamos ahora a la ciudad murada
do brotaron todos nuestros anhelos,
esperanzas, amores, alegrías.
Cada adoquín tiene una vida propia,
cada ladrillo, con un breve cuento:
de los informes de los
misioneros mansos y dedicados,
llenados por el Verbo;
correrías de diestros marineros
de las naos castigados por el clima
que han vinculado varios continentes;
la vigilancia de los defensores
de los gruesos muros que han defendido
a los residentes durante muchas
edades, cuando el ruido de las calles
era el galope de las carromatas,
la brisa nocturna se llenaba de
sal fresca y fría de la bahía que
ha sido testigo del crecimiento
de la ciudad de nuestras dilecciones.

Adoquín, ladrillo, baldosa, cápiz,
techos de tejas rojas que coronan
cada caserón, y los campanarios
que muestran campanas que
suenan con cada tirón de esos brazos
jóvenes animados por el aire
vigoroso del ponto:
todos estos trozos de historia y canto
revelan una etapa
cuando la ciudad de nuestros amores
aún estaba rodeada por muros de
nuestros anhelos, nuestras esperanzas,
nuestros amores, nuestras alegrías.
Volvamos ahora a la ciudad murada
para reanimar estos deseos
que nos completarán.

Derechos de reproducción © 2019
José Mario Alas
San Pedro Tunasán, La Laguna
Todos los derechos reservados.

Quezon’s Game: not a review

Quezon's Game.jpg

I have a few complaints on Quezon’s Game after having seen it last night with my wife (to celebrate her 43rd natal day):

1) Las Casas Filipinas de Acuzar was a bit off to be the setting for Manila. It was too wide open to the elements, too much sky to be seen, with even a mountain for a backdrop. Vigan, Ilocos Sur or Intramuros would have been more believable.
2) There was too much English dialogue between Manuel Quezon and Sergio Osmeña, and between Quezon and his wife Aurora. They spoke more in Spanish, of course.
3) Emilio Aguinaldo never conversed in English with fellow Filipinos. In fact, he had a disdain for it.
4) The rather contemptuous observation of a Jewish-run Hollywood is a recent one.
5) I heard Quezon utter “puñeta” only once.

While it has no overall significance to our country’s general history, Quezon’s Game was still a good period film that offered viewers a glimpse on the behind-the-scenes political maneuverings of a US-sponsored Commonwealth of the Philippines, not to mention another least-known human side to Quezon. Raymond Bagatsing showed us another convincing performance, Audie Gemora was a spitting image of Osmeña, and the white actors playing their white historical counterparts were all laudable in their thespian duties.

Also, Quezon’s Game was the second consecutive movie “game” that made my tears roll: the first was Avengers: Endgame😂

La Inmaculada Concepción en la Historia de Filipinas

 

Murillo immaculate conception.jpg

“La Inmaculada de los Venerables”, óleo sobre lienzo por Bartolomé Esteban Murillo (1678).

Hoy el mundo cristiano celebra la Fiesta de la Inmaculada Concepción. Es un artículo de fe del Catolicismo, la religión de innumerables personas del mundo hispano. El dicho dogma dice que María fue eligida por el Señor Dios (como anunciado por el Arcángel Gabriel) ser la madre de su único hijo, Jesucristo, el salvador del mundo y la segunda persona del Dios Trino. María no fue alcanzada por el pecado original sino que, desde el primer instante de su concepción, estuvo libre de todo pecado.

¿Sabían que, aunque la Fiesta de la Inmaculada Concepción fue declarada como un dogma Católico Romano el 8 de diciembre de 1954, la devoción a la Inmaculada Concepción ya estaba extendido en España? ¡Y la misma devoción hasta llegó a las Islas Filipinas en el siglo 16!

La Basílica Menor y Catedral Metropolitana de la Inmaculada Concepción, ampliamente conocido como Manila Cathedral o Catedral de Manila, fue consagrada a la Inmaculada Concepción en 1571 (todavía no era una basílica en aquel entonces). Diez días después, cuando la iglesia fue reconstruido, la diócesis hizo Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción como su santa patrona.

La fiesta de la Inmaculada Concepción es un Día Santo de Obligación.

Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, santa patrona de Filipinas, ruega por nosotros.

PEPE ALAS

Basílica Menor y Catedral Metropolitana de la Inmaculada Concepción en la ciudad murada de Intramuros.

 

Una conferencia sobre la evolución del “bahay na bató”

Asistí esta tarde una conferencia sobre la evolución de la casa ancestral filipina, más conocido como el “bahay na bató”. La conferencia fue impartida por el Sr. Martín Tinio en la Casa Azul del Instituto Cervantes de Manila en Intramuros. El Sr. Tinio es un reconocido experto de las casas ancestrales filipinas. De hecho, ha publicado un libro (con Fernando Ziálcita) sobre este tema titulado Philippine Acnestral Houses. Ese libro ya está fuera de impresión.

 

El Sr. Tinio estaba visiblemente enfermo ya que estaba tosiendo todo el tiempo, pero el espectáculo debe continuar.

Después de la conferencia, los participantes recibieron un tour gratuito en la cercana Casa Manila, un bahay na bató que es una réplica de otro bahay na bató que estaba de pie en Binondo durante los tiempos españoles. Esta casa que en realidad es un museo fue diseñado bajo los auspicios del Sr. Tinio hace muchos años.

Bueno, tengo que irme. Estoy apresurado porque sólo estoy en un cibercafé cerca del Far Eastern University, jaja. No sabía cómo llegué aquí… ¡creo que estoy perdido! 🤣

Sagisag Kultura TV: Nick Joaquín

The whole world probably knows how much of a big fan I am of Nick Joaquín, National Artist for Literature. His name and works are mentioned in many of my blogposts (including in those blogs that I’ve already shut down). So let’s up the ante a li’l bit more till this world gets so sick of my Joaquinesque fanboying that it would spit me out to another realm in this vast multiverse — hopefully in a realm where “Summer filled the yard with sunflowers / and the hillsides with tiny bitter blackberries”, where everyone happily greets each other “Dahling!”, where Connie Escobar wields a Billiken toward the sky so as to bare her double-naveled midriff, where Maita Gatdula no longer “disdains as shabby and shady / all doings of babyhood”, where Leonardo and Lydia are safe from the bloodcurdling shadows of that fearful house on Zapote Street, where all of us can love the color of green forever, a place where the General did not forsake the Camino Real, where the Walled City and its seven great churches all stand in festive pomp and golden pageantry (still smelling of oranges and roasted almonds), where Paula and Cándida and their father and all their friends carry on with their tertulias, where Doña Jerónima’s laughter can be heard in all caves, where Maytime memories and festive Octobers in Manila are one and the same, where water is San Miguel Beer and all trees bear rosary beads, where kilometric sentences are not an issue…

…and where the La Naval is eternally queen.

If you are not yet familiar with the greatest Filipino writer in the English language (whose first language was Spanish, if I may add), I hope that this highly informative and very laudable documentary produced by the National Commission for Culture and the Arts under its Sagisag Kultura TV project will serve as an introduction of sorts to the quintessential Filipino that was Nick Joaquín. And I pray that on your next visit to a bookstore, you’d bring home a book or two bearing his name. Doing so will make you love your country and its wondrous past even more…

Let me arise and follow that river
back to its source: I would bathe my bones
among the chaste rivulets that quiver
out of the clean primeval stones.

—Nick Joaquín—