No hay nada que me detenga

Image may contain: text

Déjame empezar de nuevo.

Cuando comencé este blog a mediados de 2017, planeaba producir al menos un artículo por semana. El plan fracasó cuando la tuberculosis y la neumonía devastaron mis pulmones en diciembre de ese año. Estuve en una pausa de seis meses haciendo cosas banales. No escribí, ni siquiera en papel. Leí algunos libros, pero con moderación.

Cuando regresé a mediados del año pasado, noté que mi habilidad habitual para escribir ya no estaba allí. Se sentía más como una lata que una pasión. Debo admitir que mi dolorosa condición contribuyó a ese letargo. Y creo que trabajar en el turno de noche durante casi dos décadas ya ha afectado a la mente y al cuerpo. Y también está nuestra ridícula condición financiera, las deudas acumuladas, el hambre y el dolor de cabeza… tuve que lidiar todo esto.

El mes pasado fue un susto. Tuve un mal caso de toser, y me aterrorizó ver —aunque en silencio— que había sangre en mi esputo. Pensé que mis viejas nemesas respiratorias estaban de vuelta. Me estaba preparando para otra hospitalización. Afortunadamente, un grupo de oración en Facebook me salvó. Los hallazgos de los rayos X no encontraron nada grave y todo lo que tuve fue bronquitis. Sí, creo en el poder de la oración y los milagros.

Ahora mi última lucha es el trastorno por déficit de atención: he tenido problemas para terminar un libro. Esto ha estado ocurriendo durante el año pasado más o menos. Esto no puede ser, una mala combinación de bloque del escritor y bloque del lector.

Todavía no estoy listo para volver a actualizar esta bitácora. Mi síndrome de dolor está empeorando cada día. Puedo sentirlo. Pero si no ahora, entonces ¿cuándo? Mi pasión no debe ser detenida. Ahora no. Jamás.

Déjame empezar de nuevo.

 

Advertisements

El Filipinismo: una breve explicación

¡Hola! ¡Un gran saludo a los lectores de ALAS FILIPINAS! Ya estoy de vuelta. Ha sido un largo tiempo.

A los que no lo saben todavía: a mediados del año pasado cerré mi blog (bitácora) ALAS FILIPINAS (y también FILIPINO eSCRIBBLES, mi blog en inglés) por una variedad de razones, principalmente por razones de salud y financieras. Pero en sóla unas semanas después de esa dolorosa decisión mía inmediatamente volví a la escritura por escribir versos de vez en cuando así como breves comentarios en mis cuentas de redes sociales. No podía permanecer lejos de los libros y la escritura, no importa cuánto me esfuerce. Así que aquí estoy otra vez. Aún siento muchísimo dolor por mi síndrome de dolor regional complejo pero ya no importa. Me estoy acostumbrando a ello y siento que estaría más enfermo si no continúo escribiendo.

Con muchas circunstancias difíciles que me persiguen (empleo nocturno, proyectos históricos y culturales con dos gobiernos locales, deudas financieras, etc.), uno podría decir que no estoy listo para escribir. Como Stephen Strange en la película “Doctor Strange“, fue lanzado a una lucha que sólo él puede conquistar aunque todavía no estaba listo.

—Nadie está listo. —La Anciana le dijo—. No podemos escoger nuestro tiempo. La muerte es lo que da sentido a la vida, para saber que tus días están contados. Tu tiempo es corto.

Siento que he perdido tanto tiempo y tengo una misión que cumplir, eso lo sé. Así que aquí estoy otra vez, aunque no estoy listo.

Como dicen, que será será.

Image result for filipinismImagen: Ava Bea-Dy.

Bueno, como ya he explicado en un blogpost (artículo) anterior, pero en inglés, mi nuevo blog EL FILIPINISMO será una combinación de las facetas de mis bitácoras anteriores (ahora se conocen como “Bitácoras Clásicas“). Mis blogposts se escribirán en español e inglés. Pero este blog no será bilingüe. Que quiero decir es que no habrá traducciones en español de mis textos en inglés y viceversa porque me parece demasiado tedioso hacer traducciones y llevará mucho de mi tiempo. Habrá momentos en que escribiré sólo en inglés, y habrá momentos en los que escribiré sólo en español, o ambos (como se puede ver en mi primer blogpost). También podría haber días que escribiré en tagalo. Pero el inglés ciertamente dominará este blog porque, aparte del triste hecho de que muchos filipinos hoy entienden mejor el inglés que el español, me entrenaron para escribir en el idioma de los invasores imperialistas desde mi niñez… ¡el español no es parte de nuestro currículo! Y esa sería una de mis defensas, en realidad una defensa que he estado apoyando desde mis años universitarios.

Es cierto que escribo cómodamente en inglés, pero inmediatamente apunto un dedo culpable hacia nuestro sistema educativo que ha entrenado a mí y a las generaciones que vinieron antes que nosotros. ¡Ni siquiera podía escribir cómodamente en tagalo! Pero basta de eso por un tiempo. Aunque los artículos en inglés tendrán más posibilidades de ser destacados en este blog, la importancia del español como lengua filipina siempre será resaltada y enfatizada.

Pero ¿por qué EL FILIPINISMO? ¿Qué significa eso?

En Wikipedia, esa terminología se define de esta manera:

El Filipinismo es la tendencia y, en su sentido más específico, el campo disciplinar, principalmente de carácter humanístico, que tiene como objeto de estudio todo aspecto en general relevante relacionado con el archipiélago filipino, y, en su característico y particularizado sentido, la cultura, las lenguas y las literaturas de este archipiélago asiático, Filipinas, vinculado asimismo al mundo occidental.

Este blog contará con todos los aspectos de lo filipino —su cultura, su historia, su comportamiento, sus debilidades e idiosincrasias, etc.— con la esperanza de hacer que el pueblo filipino, quien está muy sajonizado hoy en día, sepa que tiene una identidad nacional digna que está profundamente arraigada en nuestro pasado hispano, y eso incluye su lengua y su fe, y que estamos incluidos en la hermandad internacional de los pueblos de habla hispana. Soy de la creencia que nuestra identidad nacional es la fuente de la salvación social y espiritual de nuestra patria filipina.

Entonces ayúdeme Dios.