Ultranationalism: what does it really mean?

It has been observed that the term ultranationalism has become a pejorative description for nationalists who display an extreme fervor to or advocacy of the interests of their country. Those who claim to be “citizens of the world” are the ones who are quick to calumny nationalists, often accusing them of being this so-called ultranationalism.

But what, really, does ultranationalism connote? Legendary nationalist Claro M. Recto had this to say:

It is evident that our brand of nationalism is different from that of our accusers. We have no desire and we have never attempted to deny the national self-interest of other peoples in their own countries. We merely want to defend our own, in our own territory. We are nationalists but we can live in harmony with other nationalists, because all nationalisms can work out a plan for coexistence which will not detract from the sovereignty of any one nation. Those who are bent on carrying their nationalisms beyond their national frontiers in order to overrun other nationalisms have ceased to be true nationalists and have become ultra-nationalists, which is another word for imperialists. Ultra is a Latin word which means beyond in space, as in the terms plus ultra and non plus ultra. An ultra-nationalist, therefore, is one who wants to be first not only in his own country, but also in other countries to which he is a foreigner; that is, an imperialist.

We would rather take the meaning of ultranationalism from a master of words and an expert in etymology (many critics in literature regard him as our Filipino version of Miguel de Cervantes) than from those with shallow understanding of the true import of nationalism. Nevertheless, we have to admit that there really are nationalists who do show an extreme kind of nationalism to the point that they have disregarded or neglected the interests of other countries. But such people are a minority and do not really represent the lofty ideals of nationalism. The kind of nationalism they adhere to can be classified as bigoted or chauvinistic. But it doesn’t really matter. What matters the most is placing ultranationalism in its proper etimological perspective, that ultranationalism is imperialism after all. Period.

And speaking of bigotry or chauvinism, there are actually no “ultranationalists” (to borrow from anti-nationalists’ twisted definition of the term) in Filipinas. What we have are regionalists who claim that their province or region or town/city or ethnicity is better than the rest. Take this photo, for instance:

PEPE ALAS

Photo taken at the border of Tagaytay, Cavite and Nasugbú, Batangas last 13 September 2011.

“Welcome to the Province of the Brave”, says this welcome arch, signifying that travelers are about to enter the Province of Batangas. Aside from the “warm welcome”, what does the message really want to imply? That Batangas is the only province of the brave? And what does that say of the other provinces? You see, there are many ways to promote provincial or regional pride without overdoing it or putting others down. Regionalism is not only anti-nationalist but anti-Filipino as well. We have to remember (and treasure) that the concept of the Filipino is what united our once divided and warring ethnolinguistic groups.

Other than the parochial message, this arch is a total waste of tax payer’s money. As if the arch behind it is not enough (they could’ve just added the name Batangas with that of Nasugbú).

Originally published in FILIPINO eSCRIBBLES.
Advertisements

De tifones y tsunamis

No trabajé mucho durante mi turno de viernes. Mi jefe me hizo asistir a una capacitación sobre comunicación efectiva. Fue muy útil para mí. Obviamente, soy consciente de los rudimentos de la comunicación efectiva porque soy una persona leída (y mi curso universitario fue Comunicación de Masas), pero no todo, y encuentro que la capacitación en el aula es más efectiva para absorber el conocimiento.

Al comienzo de la clase, nuestro entrenador, un orador ejemplar del idioma inglés, hizo que todos y cada uno de nosotros nos presentáramos de una manera muy singular: tuvimos que contarle a la clase nuestras carreras de fantasía. Si bien estaba destinado a ser un rompehielos, el entrenador también buscó averiguar con qué eficacia comunicamos nuestros pensamientos. Los otros en la clase compartían carreras de fantasía mundanas y aburridas. Cuando fue mi turno (fui el último en ser llamado), lo que dije causó sorpresa (como siempre).

<<Yo quería ser un cazador de tormentas>>, dije.

Les expliqué que siempre me han fascinado los tifones, enormes tifones con vientos furiosos. No sé por qué, pero siempre me emociona cada vez que oigo noticias de un tifón venidero. Incluso cuando era niño, los tifones me han estado causando una alegría inexplicable. No quiero, por supuesto, la devastación que trae un tifón. Me encantan sus fuertes vientos, las nubes oscuras y arremolinadas, y la frialdad que trae. Entonces, si alguna vez me hago rico, compraré cámaras y videos a prueba de agua y haré trajes personalizados (como una armadura, pero ligera) para protegerme de escombros voladores. Intentaré acercarme al ojo del tifón tan cerca como sea posible y desde allí sumergirme con pura alegría…

Image result for tifones en filipinas

Foto: AsiaNews.

Volviendo a la realidad, creo que también puedo aplicar lo que aprendí de esa sesión de capacitación en mis ensayos históricos en este blog.

Durante nuestro descanso de quince minutos no tenía nada más que hacer, así que visité a mi equipo que estaba en otro piso. Me sorprendió saber que ya conocían mi artículo anterior en el que los mencioné. Es que un compañero de oficina que también considero un amigo les compartió lo que escribí. No sabía si debería estar eufórico o no porque no tenía la intención de que lo leyeran. No les digo a mis compañeros de oficina que soy escritor aunque ya tienen una idea. Pero, por supuesto, los blogs no pueden mantenerse en secreto a menos que los bloggers (¿blogueros o bloguistas?) usen un seudónimo; yo no.

Después de la capacitación, aún me faltaba una hora para ayudar a mi equipo con nuestro trabajo de oficina: conversar con los clientes; estoy con el equipo de “ayuda en vivo” de nuestra empresa). También me enteré de ellos sobre un tsunami que golpeó Indonesia. Incluso hay un video sobre eso.

Era aterrador pero fascinante de ver. A diferencia de un tifón, no creo que me gustaría experimentar un tsunami porque después de las olas gigantes no habría nada más que experimentar.

En otras noticias, esta entrada es mi centésima para El Filipinismo. ¡A Dios sea toda la gloria y la honra!

Pepe como esclavo corporativo

Descargo de responsabilidad: Las opiniones del autor expresadas en este artículo no reflejan necesariamente los puntos de vista de su empresa. Se aconseja discreción.

Nunca he sido un buen empleado. No digo que sea un empleado deliberadamente malo. Es sólo que mi historial como empleado eficiente no es admirable. Mi eficiencia como empleado siempre se mete en problemas no porque quisiera sino porque mi corazón no está en eso. Una y otra vez, sigo diciendo que no estoy destinado a ser un esclavo corporativo. Porque soy un artista, jajaja. 😂 😞

No siempre hablo de mi empleo. Debo admitir que estoy avergonzado de ser un empleado, o más exactamente, de ser un esclavo corporativo. Trabajar para las corporaciones no es sólo en contra de mis ideales; trabajar para ganar dinero es simplemente contra todos los ideales nobles. Sí, en mi juventud, yo era un marxista. Ahora que lo he superado, creo que ya no estoy en una posición parcializada para decir que las ideologías marxistas contra el capitalismo aún tener sentido. Al menos, el marxismo es una ideología. ¿El capitalismo? No es.

Esta mañana me sentí agradecido cuando mi jefe me regaló un obsequio simple: una tarjeta de felicitación con una magdalena costosa. Es un simple gesto de agradecimiento porque he mejorado notablemente la calidad total de mi trabajo durante las últimas semanas.

PEPE ALAS

Es que he sido un dolor de cabeza no sólo para él sino también para mis colegas (esa es una de las razones porque tengo muy, muy pocos amigos en la oficina). A lo largo de los años en mi empresa actual, siempre llego tarde al trabajo, siempre estoy ausente, y fue terrible la calidad de mi trabajo. Pero cuando volví al trabajo inmediatamente después de mi hospitalización a principios de este año, el trabajo de mi oficina mejoró drásticamente. Finalmente, después de muchos años.

Creo que el motivo es que reduje mi enfoque en lectura y escritura por el bien de mi salud (tuve muy pocas horas de sueño durante los años anteriores). Ese es el problema: cuando pongo mucha atención a mi pasión (lectura, escritura, e investigación histórica), mi trabajo de oficina se ve afectado de una manera muy negativa. Pero cuando me concentro en mi trabajo de oficina, me convierto en una persona común, al igual que el resto: sólo otro esclavo corporativo que ves todos los días en las calles corriendo contra el tráfico, sólo otro tipo ordinario que trata de llegar a fin de mes. Y lo odio.

Realmente no se puede servir a dos maestros a la vez. Estoy trabajando no sólo para ganar dinero sino para criar a mi familia. Y por supuesto, tengo que seguir siendo un buen y obediente empleado o terminaría en la basura. PERO necesito escribir para vivir y para permanecer cuerdo. Espero que Dios tenga misericordia de mi situación. Porque aunque estoy feliz de que mi trabajo de oficina finalmente esté recibiendo reconocimiento, no estoy contento. Porque Pepe el Esclavo Corporativo no es el verdadero yo.

Soy un escritor, un artista. Ese es el verdadero yo.

 

The AlDub phenomenon, and why Filipinos have gone crazy over it

I’m reblogging this now classic 2015 blogpost from my defunct blog FILIPINO eSCRIBBLES just in time for the AlDub Phenomenon‘s third anniversary which falls today. 😊

#ALDUB3Years

FILIPINO eSCRIBBLES

No matter how much we complain or give praise about it, it is a fact that stares us hard right in the face: our country is fixated with showbiz. It has become part of our culture — Filipino pop culture to be precise. From advertisements to philanthropy to politics, celebrities are almost always a focal point. Since the departure of strongman Ferdinand Marcos in 1986, who during the Martial Law years suppressed freedom of the press due to (alleged) circumstances beyond his control, emerging media moguls (led by ABS-CBN) somehow tinkered with the newly satiated freedom of many anti-Marcos Filipinos whose civil liberties were intentionally excluded by military rule. As emotions were running high during that time, new expressions of TV freedom (this includes TV Patrol’s rather controversial “on-air tabloid” style) were suddenly introduced to minds that had just been freed from years of media suppression. Not much later, Kris Aquino, the daughter of Marcos’ successor herself, became its prized darling…

View original post 3,888 more words

5 simple ways to defeat the Roman Catholic Church in Filipinas

 

Image result for duterte praying

The recent tirades of His Most Reverend President Rodrigo Duterte against Catholic beliefs spawned the usual anti-Catholic rhetoric done by his holier-than-thou keyboard DDS warriors who were having a field day bashing the Catholic Church in our country after their almighty leader has spoken. The online attacks reached considerable intensity with the appearance of viral memes applauding the president’s blasphemy, with some even considering their anointed one as the new José Rizal. Of course it was not the first time the Church played punching bag to scumbags, but the social media bashing comparatively got higher right after their savior of a president called the God of Catholics a “stupid god”.

It is said that people fear and hate what they don’t understand. But I’m not about to waste my time answering their vitriol point by point. And speaking of point, it really got to a point when it just got tiring to comment and counter-comment. Pointless. So we’ll just give them what they want. If we can’t beat ’em… well, you know the rest.

To these admirable Bible thumpers, we now present to them five simple steps to further win their righteous battle against the evil, the monstrous, the hideous, the despicable, the no good Roman Catholic Church (insert ear-splitting thunderclap) which has, sadly, created and developed a united Filipinas out of several warring heathen islanders. Here they are…

1) Stop going to universities.

Did you know that the university was a Catholic concept? In fact, the University of Bologna, the world’s oldest university, received authority to run its operations from a Catholic monarch in 1158. Since then, the Roman Catholic Church has become a focal point in the development of the university in the Old World, and it transcended overseas.

Università di Bologna.

Here in Filipinas, the oldest university can be found in —where else?— Spain Avenue in Sampáloc, Manila, hehehe! Anyway, since the university is a Catholic abomination, it doesn’t matter if you enroll in a similar institution in, say, New Era in Quezon City or the one along Taft Avenue in Malate. So long as they are universities, the Catholic education imprint will forever remain: colleges, courses, commencement exercises, etc. Therefore, all universities and their related attachments should be suppressed.

2) Refrain from using calendars.

While it is true that the Catholic Church did not invent the calendar, the one that we Filipinos are using right now is called the Gregorian calendar, the most widely used civil calendar in the world. And true to its Catholic origins, it was named after the pontiff who introduced it in 1582: Pope Gregory XIII.

Calendario Romano MMXVIII (2018)

Disgusting, isn’t it? Better if we all go back to using sundials.

3) Start using sign language.

To put it more bluntly, all the languages of Christianized tribes (the politically correct would rather use the term “ethnolinguistic”) in the country such as the Tagálogs, Ilongos, Ilocanos, Bicolanos, Cebuanos, etc. have been augmented via Hispanization, all this courtesy of the evil Spanish friars who performed not only as custodians of the soul but conduits of culture. Because of new tools which the wicked friar had introduced to the country, new concepts emerged among the natives, concepts that didn’t have any equivalent in the native tongue (for example: the cuchara and the tenedor didn’t have local equivalents because they were novelty items). Thus the borrowing of words began. To wit: Tagálog alone has acquired more than 5,000 Spanish root words because of this unnecessary and foul Hispanization. Furthermore, the cruel friars studied and wrote grammar books about the various languages in Filipinas. If not for these friars’ “Dark Ages” zeal, our local languages would have remained stunted, backward, and awkward. Which was a good thing, anyway.

Image result for cardinal tagle pope benedict sign language love

More fodder for conspiracy theorists.

Because the Catholic Church had a hand in developing native tongues (via those heartless friars), one way to fight their influence is to remove all Filipino words rooted in Spanish such as mesa, silla, polo, para, lunes, enero, libro, calle, aparador, escuela, and thousands more. But since that move will definitely paralyze our native languages, it would be much better if we just use sign language. All the better to annoy Church authorities!

4) Shun civilization altogether.

Going back to those culture villains (i.e., the friars). Weren’t they the ones who gathered the peaceful forest dwellers into one compact community under the sound of the bell, thus disturbing their peace? Christianity aside, weren’t these wicked friars the ones who created towns for the indios to live in? Didn’t they teach them modern agriculture and food production? Didn’t these friars introduce new crops and fruits such as tomato, lettuce, carrots, cabbage, potato, corn, tobacco, chico, guava, and a host of others? Didn’t these friars teach us how to cook paella and adobo and afritada and mechado? Didn’t they teach us how to sing choir music and play the guitar and the piano and the violin? Didn’t they teach us how to dress up to the nines by donning americanas and baro’t saya? Isn’t it true that it was they who taught us book and paper culture? And didn’t they bring with them the chisel and the canvas and the paintbrush which resulted in majestic works of art?

The answer to all the above questions: affirmative. Conclusion: the Roman Catholic Church destroyed our lives. Solution: throw away everything they taught and gave us. It’s much better to live inside a cave and worship a piece of coconut husk (with a beard to match).

5) Forget the Bible.

Who compiled it in the first place?

Original concept for this blogpost is from author’s defunct blog FILIPINO eSCRIBBLES.

Para Rizal, España es la madre de Filipinas

Hoy, 30 de junio, marca la decimosexta vez que celebramos el Día de la Amistad Hispano-Filipina o el Día de la Amistad entre Filipinas y España. El ex senador Edgardo Angara, un hispano que murió recientemente (13 de mayo), patrocinó la propuesta de ley que más tarde se conocería como Republic Act No. 9187 o un acto que declara el 30 de junio del año como el Día de la Amistad Hispano-Filipina. La propuesta fue aprobado y se convirtió en ley el 5 de febrero de 2003.

Pero cuestiono respetuosamente el uso del término “amistad” porque Filipinas y España eran más que amigos. De hecho, son consanguíneos en virtud de la historia, la fe, y la difusión cultural de las que nuestro país se benefició, y no al revés. España nunca se hizo rica a nuestra costa. Y en toda la literatura filipina, España ha sido inmortalizada y personificada como nuestra madre.

Ahora analizaramos un famoso poema del mismísimo héroe nacional de Filipinas, José Rizal, para demostrar que estamos en lo cierto.

A LA JUVENTUD FILIPINA
José Rizal

Lema: ¡Crece, oh tímida flor!

¡Alza tu tersa frente,
juventud filipina, en este día!
¡Luce resplandeciente
tu rica gallardía,
bella esperanza de la patria mía!

Vuela, genio grandioso,
y les infunde noble pensamiento,
que lance vigoroso,
más rápido que el viento,
su mente virgen al glorioso asiento.

Baja, con la luz grata
de las artes y ciencias, a la arena,
juventud, y desata
la pesada cadena
que tu genio poético encadena.

Ve que en la ardiente zona
do moraron las sombras, el hispano
esplendente corona,
con pía y sabia mano,
ofrece al hijo de este suelo indiano.

Tú, que buscando subes,
en alas de tu rica fantasía,
del Olimpo en las nubes
tiernísima Poesía,
más sabrosa que néctar y ambrosía.

Tú, de celeste acento,
melodioso rival de filomena,
que en variado concento
en la noche serena
disipas del mortal la amarga pena;

Tú, que la pena dura
animas al impulso de tu mente,
y la memoria pura
del genio refulgente
eternizas, con genio prepotente;

Y tú, que el vario encanto
de Febo, amado del divino Apeles,
y de Natura el manto,
con mágicos pinceles
trasladar al sencillo lienzo sueles;

¡Corred! que sacra llama
del genio el lauro coronar espera,
esparciendo la Fama
con trompa pregonera
el nombre del mortal por la ancha esfera.

¡Día, día felice,
Filipinas gentil, para tu suelo!
Al Potente bendice,
que con amante anhelo
la ventura te envía y el consuelo.

En la primera estrofa, muchos eruditos y críticos literarios están de acuerdo en que la palabra aludida “patria” significa Filipinas, no España. Se debe notar que durante el tiempo de Rizal, el concepto de la patria significaba dos cosas: la patria grande y la patria chica. La patria grande inmediatamente se refiere a la Madre España. Por otro lado, la patria chica denota la localidad de uno: esto se puede referir al barrio, a la provincia o a la región donde nació uno. Por ejemplo: los vascos, los valencianos, los catalanes, etc. todos consideraban sus respectivas provincias / regiones como su patria chica. Los mexicanos, peruanos, filipinos, etc. todos consideraban sus respectivas provincias de ultramar o capitanía general como su patria chica. Pero para todos ellos, solo había una patria grande: España.

Pues bien, ¿cómo sabemos que la patria en este poema se refería a Filipinas y no a España? La respuesta está en la línea final de la cuarta estrofa:

Ve que en la ardiente zona
do moraron las sombras, el hispano
esplendente corona,
con pía y sabia mano,
ofrece al hijo de este suelo indiano.

“Suelo indiano” o suelo nativo se explica por sí mismo. Sin embargo, la cuarta línea de la misma estrofa se refiere a los frailes españoles, esos guerreros indomables de España, que estaban a cargo no sólo de los asuntos espirituales de los filipinos sino que también se ocuparon de su educación y bienestar. La “pía y sabia mano” (mano piadosa y erudita) se refiere a los frailes españoles. Y a aquellos que están expuestos a la Historia de Filipinas, es fácil captar la alusión de Rizal a las escuelas pías que eran las primeras escuelas públicas de nuestro país (por lo tanto no es verdad que los EE.UU. introdujeron las escuelas públicas en nuestras costas). Una de esas escuelas, ubicada dentro de la ciudad amurallada de Intramuros, incluso se convirtió en la precursora del Ateneo Municipal, la alma mater del héroe que ahora se conoce como Ateneo de Manila University.

Mientras que la patria de Rizal en este poema puede señalar únicamente a su patria chica, es decir, Filipinas, se debe notar que su patria grande no fue dejada de lado. En la estrofa final de A La Juventud Filipina, Rizal utilizó un apodo común para España, particularmente su monarquía, durante esos días: Potente, que significa poderoso. Aquí se describió que España deseaba sinceramente la felicidad y la comodidad de Filipinas:

¡Día, día felice,
Filipinas gentil, para tu suelo!
Al Potente bendice,
que con amante anhelo
la ventura te envía y el consuelo.

Y como estamos discutiendo sobre Rizal, también debemos recordar que en su homenaje a Juan Luna y Félix Resurrección Hidalgo por haber ganado reconocimiento internacional por sus pinturas, él llamó categóricamente a España como nuestra madre:

“Si la madre enseña al hijo su idioma para comprender sus alegrías, sus necesidades o dolores, España, como madre, enseña también a Filipinas…”

Rizal no fue el único filipino de su tiempo que pensó de esa manera. Muchos otros también, dirigidos por los mejores poetas filipinos tanto en español como en tagalo. Considerar a España como nuestra madre no nos hará menos filipinos. Es parte de nuestra historia e identidad.

España no es nuestra amiga, es nuestra madre.

24 de junio de 1571: el nacimiento del Estado Filipino

Hoy, conmemoramos el nacimiento del Estado Filipino, el nacimiento de nuestro país, el nacimiento de nuestro ser nacional, el nacimiento del ser filipino.
Manila fue fundada como ciudad capital el 24 de junio de 1571 en el corazón de lo que ahora se conoce como la ciudad amurallada de Intramuros, «la Manila de nuestros amores». Sólo debe seguir que su declaración como ciudad capital hace 447 años implica que un estado, un país, aunque bajo un imperio mucho más grande, ya existía, se ha preparado, estaba en pleno apogeo.

Hace 447 años hoy, Miguel López de Legazpi estableció Manila como la capital de Filipinas en este sitio exacto. Legazpi se convirtió en su primer gobernador general, de hecho el primer líder nacional de nuestro país.

Filipinas no nació en 1872 ni en 1898. Filipinas ya existía desde hace más de 300 años. Si Manila sólo pudiera hablar, habría gritado este hecho histórico desde lo más alto de sus pulmones.

¡A Filipinas, la patria de mis amores, un gran saludo para su 447º aniversario de fundación!

BREVE RELATO DEL BROTE DEL FILIPINISMO
(Pepe Alas)

Rey. Fe. Aventuras.
Nao. Mar. Esmeraldas.
Luz. Flor. Bravas razas.
Cruz. Ser. Filipinas.

Derechos de reproducción © 2018
José Mario Alas
San Pedro Tunasán, La Laguna
Todos los derechos reservados.

Para que conste que la conmemoración de esta fiesta como el aniversario de nuestro país todavía no es oficial. Sólo unas pocas personas con legítima conciencia filipina están conscientes de la importancia de esta conmemoración. Una vez dicho esto, repito mi cálido saludo: ¡un feliz 447° cumpleaños a mi patria adorada, Filipinas! Y que el espíritu de San Juan el Bautista cuya fiesta también se celebra en este día bautice el pueblo filipino para que experimenten un nuevo despertar.

Y sí, estoy de vuelta —por enésima vez— después de una interrupción de seis meses de enfermedad y tristeza. Estoy feliz de haber vuelto… porque El Filipinismo es alegría.

PEPE ALAS

Esta mañana en la antigua Iglesia de San Agustín en Intramuros, Manila después de la Misa de acción de gracias para conmemorar el 447º establecimiento de Manila como capital de la Capitanía General de Filipinas. Manila  En esta foto: La Familia Viajera y el gran filipinista de nuestros tiempos, el Señor Guillermo Gómez Rivera.

PEPE ALAS

La tumba del Adelantado Miguel López de Legazpi al lado del altar de la Iglesia de San Agustín. Fue el quien fundó la ciudad de Manila, en nombre del Reino de España, como la capital de Filipinas hace 447º años hoy. Hacia el final de la Misa de acción de gracias para celebrar ese evento histórico, los concejales de Manila lo honraron con una oración y con una ofrenda floral. Y después de tomar esta foto, le di un respetuoso y cálido saludo para agradecerle con por sus sacrificios para nuestra patria filipina. Tenemos que reconocerlo como nuestro primer líder nacional, porque realmente lo era.

¡A Dios sea toda la gloria y la honra!