Father’s Day today?

They say it’s Father’s Day today. I say, “no way”.

For us Filipinos, the real Father’s Day (Día del Padre) should be commemorated every March 19th. Our forefathers knew this. It was the US neocolonialist pigs who subtly imposed the modern-day commemoration of Father’s Day every 3rd Sunday of June for commercial purposes: to sell greeting cards, items that fathers’ love (such as tools, electronics, and other similar gadgets), special promos in restaurants, discounts in resorts, and the like. In short, today’s celebration of Father’s Day (and Mother’s Day) is BASED ON PROFITEERING whereas the real Filipino celebration of Father’s Day is SPIRITUAL (feast of Saint Joseph, the adoptive father of Our Lord Jesus Christ and the patron saint of fathers).

The Father’s Day that Filipinos celebrate today has its origins from the Young Men’s Christian Association (YMCA) in Spokane, Washington. Sonora Smart Dodd, daughter of a US Civil War veteran, was inspired by a sermon from Anna Jarvis who was promoting Mother’s Day the year before, in 1909. Dodd then thought of a noble idea to honor fathers as well. And she was doubly inspired because her dad was a single parent who raised six children on his own. She then suggested to a pastor in the YMCA to organize a Father’s Day celebration that will complement Jarvis’s Mother’s Day. Dodd initially suggested to hold the very first Father’s Day celebration on June 5, on her father’s birthday. However, YMCA pastors did not have enough time to prepare their sermons, so it was decided that they celebrate Father’s Day two Sundays later: on June 19, 1910. That date was the third Sunday of the month. Since then, it has become a tradition to hold Father’s Day every third Sunday of June.

Unlike Jarvis’s Mother’s Day, Dodd’s concept did not become a huge hit on its first few years. She even stopped promoting it to pursue further studies in Chicago, Illinois during the 1920s. A decade later, she returned to Spokane and revived Father’s Day, with the motive of raising awareness at a national level. Interestingly, she received help from trade groups who were thinking of other opportunities: profit. These trade groups had interests in the manufacturing of ties, tobacco pipes, and other typical items that would be of interest for fathers. Hungry for profit, they worked hard in order to make Father’s Day the “Second Christmas’ for all the men’s gift-oriented industries” (See Leigh Eric Schmidt’s CONSUMER RITES The Buying and Selling of American Holidays. NJ, USA: Princeton University Press, 1995, pp. 256-292).

Both Jarvis and Dodd’s objectives were simple and noble: to honor parents. But their noble vision was buried by commercialization which still pervades to this very day. All in the name of US imperialism. So why do we Filipinos have to identify ourselves with something that is not ours, that is not us?

I am a Filipino. Soy filipino. Not a little brown Kanô.

Originally published in FILIPINO eSCRIBBLES, with minor edits.

Advertisements

Quezon’s Game: not a review

Quezon's Game.jpg

I have a few complaints on Quezon’s Game after having seen it last night with my wife (to celebrate her 43rd natal day):

1) Las Casas Filipinas de Acuzar was a bit off to be the setting for Manila. It was too wide open to the elements, too much sky to be seen, with even a mountain for a backdrop. Vigan, Ilocos Sur or Intramuros would have been more believable.
2) There was too much English dialogue between Manuel Quezon and Sergio Osmeña, and between Quezon and his wife Aurora. They spoke more in Spanish, of course.
3) Emilio Aguinaldo never conversed in English with fellow Filipinos. In fact, he had a disdain for it.
4) The rather contemptuous observation of a Jewish-run Hollywood is a recent one.
5) I heard Quezon utter “puñeta” only once.

While it has no overall significance to our country’s general history, Quezon’s Game was still a good period film that offered viewers a glimpse on the behind-the-scenes political maneuverings of a US-sponsored Commonwealth of the Philippines, not to mention another least-known human side to Quezon. Raymond Bagatsing showed us another convincing performance, Audie Gemora was a spitting image of Osmeña, and the white actors playing their white historical counterparts were all laudable in their thespian duties.

Also, Quezon’s Game was the second consecutive movie “game” that made my tears roll: the first was Avengers: Endgame😂

Hoy en la Historia de Filipinas: el nacimiento de Antonio Luna

Hoy conmemoramos el aniversario de nacimiento de Antonio Luna, general del ejército filipino en la Guerra Filipino-Estadounidense (1899-1904). También fue farmacéutico, científico, escritor, y fundador de la primera academia militar de Filipinas (se puede considerar como el precursor del Philippine Military Academy). Ya que hoy es su cumpleaños, considero apropiado y oportuno volver a publicar una biografía suya en español que apareció en el libro de texto Biographies of Filipino Heroes (Textbook for Spanish 4 N) por Josefina O. Ignacio que solía ser profesora de español en el Philippine College of Commerce, ahora conocido como el Polytechnic University of the Philippines. El dicho libro de texto fue publicado y distribuido por Webster School & Office Supplies en Manila en 1976. Ya no está en uso en ninguna escuela hoy, así que pensé en rescatarlo de olvido (empecé con esta tarea con el cumpleaños de Apolinario Mabini hace tres meses). El título del libro está en inglés pero el contenido está en español.

Antonio luna small.jpg

ANTONIO LUNA
El Famoso Batallador
29 de octubre de 1866 — 5 de junio de 1899

BIOGRAFÍA

El General Antonio Luna nació en Manila en una casa de la calle de Urbiztondo No. 8431, el día 29 de octubre en 1868. Antonio Luna era el menor de los siete hijos de Joaquín Luna de San Pedro y Laureana Novicio, hermano de Juan Luna, el Laureado Pintor.

A la edad de seis años, empezó aprender las primeras letras del Maestro Intong. Ingresó en el Ateneo de Manila. A medida que iba avanzando en sus estudios demostraba su profunda afición a la literatura y la química. Presentaba indicios literarios escribiendo preciosas poesías y entres ellas un álbum de sentidos versos dedicados a varias colegialas de la Concordia y que se titula “Las Estrellas del Cielo”.

Era el estudiante mas asiduo y visitaba más frecuente de la biblioteca y del laboratorio. Terminó su bacillerato en el Ateneo el 1880-1881.

Su inclinación a los estudios de química se manifestó más como vocación. Estudiaba la farmacía en la Universidad de Santo Tomás, a la edad de 19 años.

SU CARÁCTER DE NIÑO

Aunque por sus travesuras se lastimaba, nunca lloraba ni se quejaba. En 1885 por invitación de su hermano, el pintor Juan Luna, pasó a España para continuar el estudio de la farmacia, licenciandose en este ramo de saber en la Universidad Central de Madrid en 1890. El doctor Antonio Luna volvió a Filipinas como comisionado por el gobierno de España para hacer estudio bacteriológicos de las enfermedades contagiosas.

SUS CONTRIBUCIONES A LA CAUSA FILIPINA

Ya en Filipinas Antonio Luna fué designado en diciembre de 1895 como químico del laboratorio municipal de la ciudad de Manila. Luna, activo patriótico y llena de pundonor, hizo trabajos de mucho méritas comprobados en documentos oficiales. Al estallar la revolución con el grupo separatista, de Andrés Bonifacio, pues era tan sólo reformista. Fue sospechado filibustero y a consecuencia de esta sospecha fue detenido y enviado a España en febrero de 1897, como desterrado política. Más tarde fué puesto en libertad Luna pasó a España a Gantes, a Bélgica y a Alemania donde perfeccionó sus conocimientos militaristas. Volvió a Filipinas el 2 de junio del año 1898 el tiempo que se proclamaba en Cavite la separación política de Filipinas del gobierno con grado de General de Brigada.

Lo primero que hizo Luna era crear una academia militar para instruir y preparar convenientemente a la oficialidad del ejército. Después de asistir en varios hechos de armas con activación brilliante fué ascendido a General de Brigada.

Luna se opusó a la rendición a los americanos y se hizo enemigo de varios miembros del gabinete como Paterno, Buencamino, y otros puestos que Luna consideraba como señal de cobardía la proposición de Aguinaldo y de algunos miembros del gabinete de tener paz con los americanos.

El 7 de junio 1899 durante el apogeo de la guerra filipino americana Luna con su edecán Francisco Román fueron a Cabanatúan, Nueva Écija para conferenciar con Aguinaldo. Aguinaldo no estaba y mientras bajaba la escalera del convento de Cabanatúan un soldado de las guardias llamaba Pedro Castilla le fusiló cayendose Luna y Román muerto el 7 de junio de 1899.

El General Español Antonio de los Ríos decía de él, “Su derramada sangre ha borrado la breve historia militar de Filipinas”. Como escritor Juan Villamor decía esto: “Él pertenece a la categoría de un apóstol, un ferviente propagandista con la capacidad y virtudes de su raza”.

De su periódico “La Independencia” el mismo Villamor tenía esto que decir “Era una poderosa luz eléctrica en una oscura noche, iluminado la confusión a fin de mitigar, los ultrajes de una armada revolución deseosa la libertad para el beneficio de la humanidad y de la cultura.

Su nombre de pluma era Tagailog. Sus obras El Siglo Médico, La Farmacia Española en Filipinas y La Ilustración Filipina.

Ultranationalism: what does it really mean?

It has been observed that the term ultranationalism has become a pejorative description for nationalists who display an extreme fervor to or advocacy of the interests of their country. Those who claim to be “citizens of the world” are the ones who are quick to calumny nationalists, often accusing them of being this so-called ultranationalism.

But what, really, does ultranationalism connote? Legendary nationalist Claro M. Recto had this to say:

It is evident that our brand of nationalism is different from that of our accusers. We have no desire and we have never attempted to deny the national self-interest of other peoples in their own countries. We merely want to defend our own, in our own territory. We are nationalists but we can live in harmony with other nationalists, because all nationalisms can work out a plan for coexistence which will not detract from the sovereignty of any one nation. Those who are bent on carrying their nationalisms beyond their national frontiers in order to overrun other nationalisms have ceased to be true nationalists and have become ultra-nationalists, which is another word for imperialists. Ultra is a Latin word which means beyond in space, as in the terms plus ultra and non plus ultra. An ultra-nationalist, therefore, is one who wants to be first not only in his own country, but also in other countries to which he is a foreigner; that is, an imperialist.

We would rather take the meaning of ultranationalism from a master of words and an expert in etymology (many critics in literature regard him as our Filipino version of Miguel de Cervantes) than from those with shallow understanding of the true import of nationalism. Nevertheless, we have to admit that there really are nationalists who do show an extreme kind of nationalism to the point that they have disregarded or neglected the interests of other countries. But such people are a minority and do not really represent the lofty ideals of nationalism. The kind of nationalism they adhere to can be classified as bigoted or chauvinistic. But it doesn’t really matter. What matters the most is placing ultranationalism in its proper etimological perspective, that ultranationalism is imperialism after all. Period.

And speaking of bigotry or chauvinism, there are actually no “ultranationalists” (to borrow from anti-nationalists’ twisted definition of the term) in Filipinas. What we have are regionalists who claim that their province or region or town/city or ethnicity is better than the rest. Take this photo, for instance:

PEPE ALAS

Photo taken at the border of Tagaytay, Cavite and Nasugbú, Batangas last 13 September 2011.

“Welcome to the Province of the Brave”, says this welcome arch, signifying that travelers are about to enter the Province of Batangas. Aside from the “warm welcome”, what does the message really want to imply? That Batangas is the only province of the brave? And what does that say of the other provinces? You see, there are many ways to promote provincial or regional pride without overdoing it or putting others down. Regionalism is not only anti-nationalist but anti-Filipino as well. We have to remember (and treasure) that the concept of the Filipino is what united our once divided and warring ethnolinguistic groups.

Other than the parochial message, this arch is a total waste of tax payer’s money. As if the arch behind it is not enough (they could’ve just added the name Batangas with that of Nasugbú).

Originally published in FILIPINO eSCRIBBLES.

De tifones y tsunamis

No trabajé mucho durante mi turno de viernes. Mi jefe me hizo asistir a una capacitación sobre comunicación efectiva. Fue muy útil para mí. Obviamente, soy consciente de los rudimentos de la comunicación efectiva porque soy una persona leída (y mi curso universitario fue Comunicación de Masas), pero no todo, y encuentro que la capacitación en el aula es más efectiva para absorber el conocimiento.

Al comienzo de la clase, nuestro entrenador, un orador ejemplar del idioma inglés, hizo que todos y cada uno de nosotros nos presentáramos de una manera muy singular: tuvimos que contarle a la clase nuestras carreras de fantasía. Si bien estaba destinado a ser un rompehielos, el entrenador también buscó averiguar con qué eficacia comunicamos nuestros pensamientos. Los otros en la clase compartían carreras de fantasía mundanas y aburridas. Cuando fue mi turno (fui el último en ser llamado), lo que dije causó sorpresa (como siempre).

<<Yo quería ser un cazador de tormentas>>, dije.

Les expliqué que siempre me han fascinado los tifones, enormes tifones con vientos furiosos. No sé por qué, pero siempre me emociona cada vez que oigo noticias de un tifón venidero. Incluso cuando era niño, los tifones me han estado causando una alegría inexplicable. No quiero, por supuesto, la devastación que trae un tifón. Me encantan sus fuertes vientos, las nubes oscuras y arremolinadas, y la frialdad que trae. Entonces, si alguna vez me hago rico, compraré cámaras y videos a prueba de agua y haré trajes personalizados (como una armadura, pero ligera) para protegerme de escombros voladores. Intentaré acercarme al ojo del tifón tan cerca como sea posible y desde allí sumergirme con pura alegría…

Image result for tifones en filipinas

Foto: AsiaNews.

Volviendo a la realidad, creo que también puedo aplicar lo que aprendí de esa sesión de capacitación en mis ensayos históricos en este blog.

Durante nuestro descanso de quince minutos no tenía nada más que hacer, así que visité a mi equipo que estaba en otro piso. Me sorprendió saber que ya conocían mi artículo anterior en el que los mencioné. Es que un compañero de oficina que también considero un amigo les compartió lo que escribí. No sabía si debería estar eufórico o no porque no tenía la intención de que lo leyeran. No les digo a mis compañeros de oficina que soy escritor aunque ya tienen una idea. Pero, por supuesto, los blogs no pueden mantenerse en secreto a menos que los bloggers (¿blogueros o bloguistas?) usen un seudónimo; yo no.

Después de la capacitación, aún me faltaba una hora para ayudar a mi equipo con nuestro trabajo de oficina: conversar con los clientes; estoy con el equipo de “ayuda en vivo” de nuestra empresa). También me enteré de ellos sobre un tsunami que golpeó Indonesia. Incluso hay un video sobre eso.

Era aterrador pero fascinante de ver. A diferencia de un tifón, no creo que me gustaría experimentar un tsunami porque después de las olas gigantes no habría nada más que experimentar.

En otras noticias, esta entrada es mi centésima para El Filipinismo. ¡A Dios sea toda la gloria y la honra!

Pepe como esclavo corporativo

Descargo de responsabilidad: Las opiniones del autor expresadas en este artículo no reflejan necesariamente los puntos de vista de su empresa. Se aconseja discreción.

Nunca he sido un buen empleado. No digo que sea un empleado deliberadamente malo. Es sólo que mi historial como empleado eficiente no es admirable. Mi eficiencia como empleado siempre se mete en problemas no porque quisiera sino porque mi corazón no está en eso. Una y otra vez, sigo diciendo que no estoy destinado a ser un esclavo corporativo. Porque soy un artista, jajaja. 😂 😞

No siempre hablo de mi empleo. Debo admitir que estoy avergonzado de ser un empleado, o más exactamente, de ser un esclavo corporativo. Trabajar para las corporaciones no es sólo en contra de mis ideales; trabajar para ganar dinero es simplemente contra todos los ideales nobles. Sí, en mi juventud, yo era un marxista. Ahora que lo he superado, creo que ya no estoy en una posición parcializada para decir que las ideologías marxistas contra el capitalismo aún tener sentido. Al menos, el marxismo es una ideología. ¿El capitalismo? No es.

Esta mañana me sentí agradecido cuando mi jefe me regaló un obsequio simple: una tarjeta de felicitación con una magdalena costosa. Es un simple gesto de agradecimiento porque he mejorado notablemente la calidad total de mi trabajo durante las últimas semanas.

PEPE ALAS

Es que he sido un dolor de cabeza no sólo para él sino también para mis colegas (esa es una de las razones porque tengo muy, muy pocos amigos en la oficina). A lo largo de los años en mi empresa actual, siempre llego tarde al trabajo, siempre estoy ausente, y fue terrible la calidad de mi trabajo. Pero cuando volví al trabajo inmediatamente después de mi hospitalización a principios de este año, el trabajo de mi oficina mejoró drásticamente. Finalmente, después de muchos años.

Creo que el motivo es que reduje mi enfoque en lectura y escritura por el bien de mi salud (tuve muy pocas horas de sueño durante los años anteriores). Ese es el problema: cuando pongo mucha atención a mi pasión (lectura, escritura, e investigación histórica), mi trabajo de oficina se ve afectado de una manera muy negativa. Pero cuando me concentro en mi trabajo de oficina, me convierto en una persona común, al igual que el resto: sólo otro esclavo corporativo que ves todos los días en las calles corriendo contra el tráfico, sólo otro tipo ordinario que trata de llegar a fin de mes. Y lo odio.

Realmente no se puede servir a dos maestros a la vez. Estoy trabajando no sólo para ganar dinero sino para criar a mi familia. Y por supuesto, tengo que seguir siendo un buen y obediente empleado o terminaría en la basura. PERO necesito escribir para vivir y para permanecer cuerdo. Espero que Dios tenga misericordia de mi situación. Porque aunque estoy feliz de que mi trabajo de oficina finalmente esté recibiendo reconocimiento, no estoy contento. Porque Pepe el Esclavo Corporativo no es el verdadero yo.

Soy un escritor, un artista. Ese es el verdadero yo.

 

The AlDub phenomenon, and why Filipinos have gone crazy over it

I’m reblogging this now classic 2015 blogpost from my defunct blog FILIPINO eSCRIBBLES just in time for the AlDub Phenomenon‘s third anniversary which falls today. 😊

#ALDUB3Years

FILIPINO eSCRIBBLES

No matter how much we complain or give praise about it, it is a fact that stares us hard right in the face: our country is fixated with showbiz. It has become part of our culture — Filipino pop culture to be precise. From advertisements to philanthropy to politics, celebrities are almost always a focal point. Since the departure of strongman Ferdinand Marcos in 1986, who during the Martial Law years suppressed freedom of the press due to (alleged) circumstances beyond his control, emerging media moguls (led by ABS-CBN) somehow tinkered with the newly satiated freedom of many anti-Marcos Filipinos whose civil liberties were intentionally excluded by military rule. As emotions were running high during that time, new expressions of TV freedom (this includes TV Patrol’s rather controversial “on-air tabloid” style) were suddenly introduced to minds that had just been freed from years of media suppression. Not much later, Kris Aquino, the daughter of Marcos’ successor herself, became its prized darling…

View original post 3,888 more words