2019 Seal of Good Local Governance (Region IV-A)

Congratulations are in the offing to the winners of this year’s 2019 Seal of Good Local Governance (SGLG) for CALABARZON (Region IV-A). It is an award given annually by the Department of Interior and Local Government (DILG) to outstanding local government units (LGU).

But what exactly is the SGLG all about? The DILG Region IV-A’s official Facebook account has a succinct explanation:

The SGLG is a progressive assessment system that gives LGUs distinction for their remarkable performance across various governance areas such as Financial Administration, Disaster Preparedness, Social Protection, Peace and Order, Business-Friendliness and Competitiveness, Environmental Management, and Tourism, Culture and the Arts.

La imagen puede contener: texto

Out of all the cited LGUs on October 17, two are close to my heart: San Pedro Tunasán in La Laguna and Imus in Cavite. San Pedro Tunasán (simply known today as the City of San Pedro) is where my family has been living for the past fifteen years. I was once its consultant for historical, cultural, and tourism affairs as well as its historical researcher from 1 December 2015 to 12 July 2017. On the other hand, I’ve been with Imus as history consultant as well as a translator of their Spanish-era documents from 9 November 2016 up to the present.

But in citing favorites, I cannot exclude Santa Rosa and nearby Biñán, both of which are also in La Laguna Province. Santa Rosa almost never fails to invite me whenever its historic Cuartel de Santo Domingo holds an important event, and for that I am truly grateful. As for Biñán… well, let me just put it this way: I have something exciting cooking up with its LGU, and I’d rather keep mum about it for now. Because the last time I got too talkative with a historical project, it only went up in smoke, haha. 😞😂

It is interesting to note that both San Pedro Tunasán and Imus are consistent recipients of various DILG awards. Having said that, congratulations to Mayor Baby Catáquiz and Mayor Manny Maliksí (including their respective teams) for a job well done! Congratulations as well to all the other LGUs for this citation! May your tribes increase throughout the archipelago!

Click here for the complete list of awardees nationwide.

¡A Dios sea toda la gloria y la honra!

 

A la Virgen del Pilar

PEPE ALAS

Nuestra Señora del Pilar en el Catedral de Imus, Provincia de Cavite.

A LA VIRGEN DEL PILAR
(Pepe Alas)

Cuantiosas sangres e idiomas:
taco del tiempo.
Numerosas islas, montes:
un reto histórico.

Vinieron Cruz y galeones,
un maremoto
de fe y civilización
que los unieron.

Taco y reto: conquistados
por la corona
no del Monarca sino de
la firme Virgen.

Los rayos que brillan de su
digna corona
son aquellos pueblos que ella
ha ministrado.

Esto es el cuento de nuestra
historia: cómo
nos convertimos en uno
de sus estrellas.

Derechos de reproducción © 2019
José Mario Alas
San Pedro Tunasán, La Laguna
Todos los derechos reservados.

¡Feliz Día de la Hispanidad!

 

Crossing out the flag

I saw this on Twitter this morning…

La imagen puede contener: cielo

Yesterday, that same Twitter account had a much dramatic message as it was more specific on the sectors it was inviting, sectors that many deem to be deeply divided: Christians and Muslims, DDS and Dilawan, etc.

Today, May 28, is National Flag Day. To be more precise, it commemorates the day when the Filipino flag was first unfurled, was actually used as a battle ensign, during the Battle of Alapán in Imus, Cavite between rebel (Katipunan) and government troops.

I may be considered a nationalist, but my love of country cannot be dictated by imperious flag laws. First and foremost, I am a Catholic. But the national flag is a Masonic emblem. So there lies the rub. Nevertheless, my love of country was forged and even strengthened by Catholicism. Thus my patriotism is above all sorts of national pride and imagery. I was made Filipino not by flag nor legalese but by Cross and Culture.

Soy católico, pero la bandera nacional es un emblema masónico. Así que en eso reside el problema. Sin embargo, mi amor por el país fue forjado e incluso fortalecido por el catolicismo. Así, mi patriotismo está por encima de todo tipo de orgullo nacional e imágenes. Fui hecho filipino no por bandera ni por jergas legales sino por Cruz y Cultura.

Amén.

El lanzamiento suave de la Sociedad Hispano-Filipina

¡Hoy es un día maravilloso! Por fin, la página web Sociedad Hispano-Filipina ha sido lanzada el día de hoy por el joven hispanista Jemuel Pilápil.

PEPE ALAS

Jemuel ha estado trabajando en esta página web durante los últimos meses. El lanzamiento de hoy es sólo un lanzamiento suave ya que hay varias pestañas y enlaces/secciones que necesitan ser desarrollados. Pero hace semanas le sugerí que la lanzara justo a tiempo para el Día de la Hispanidad de este año. Y para este lanzamiento suave de hoy también contribuí con un artículo sobre la que se puede leer aquí.

la Sociedad Hispano-Filipina es una creación por Jemuel, un estudiante autodidacta de la lengua castellana (nunca se matriculó en ningún instituto de idiomas), y comenzó el año pasado como un grupo de Facebook. Los primeros miembros de la sociedad son de su círculo de amigos que también son amantes del idioma español, y sigue creciendo la membresía. Pero ¿de qué se trata el grupo? Aquí están los objetivos y los deberes jurados:

  • Divulgar, difundir, promover, y mantener lo vivo el idioma español.
  • Animar a los filipinos que aprendan español.
  • Crear oportunidades para practicar y disfrutar el idioma como por ejemplo viajes, reuniones, lecturas, deportes, conferencias, o cualquier actividad interesante.
  • Celebrar la existencia de la cultura hispana en Filipinas.
  • Vincular a todos los grupos hispanohablantes.

Debe recordarse que hace muchos años, tres compañeros míos (Señores Guillermo Gómez Rivera, Arnaldo Arnáiz, y José Miguel García) y yo planeamos lanzar una página web similar (pero con una gama mucho más amplia de alcance que incluye una “propaganda” para contrarrestar la leyenda negra) pero nada se materializó. Carecíamos de fondos, tiempo y los conocimientos técnicos tan necesarios. Es por eso que estoy muy feliz de que Jemuel la haya hecho por nosotros. Sin duda, Jemuel Pilápil es el “Isagani de El Filibusterismo hecho carne”. Con su Sociedad Hispano-Filipina, el idioma español tiene un futuro muy promisorio en Filipinas.

Enrique Zóbel, el renombrado filántropo, fundador del Premio Zóbel, y miembro del famoso Clan Zóbel de Ayala, dijo una vez esta memorable frase: “No quiero que el español muera en Filipinas”. Con la apariencia de la Sociedad Hispano-Filipina en el ciberespacio, la tecnología más utilizada hoy en día, tal muerte nunca sucederá, y más especialmente, siempre y cuando que tengamos la Madre de la Hispanidad como nuestra guía y patrona.

PEPE ALAS

Nuestra Señora del Pilar es la Madre de la Hispanidad. Esta es su imagen en la Catedral de Imus en la Provincia de Cavite.

¡Feliz Día de la Hispanidad! ¡Viva la Virgen del Pilar! ¡Felicitaciones a la Sociedad Hispano-Filipina! ¡Celebremos esta victoria con cervezas y rosarios!

Imus recuerda sus héroes caídos en su famoso puente

La Batalla de Imus fue la primera batalla principal de la rebelión tagala (más conocida como la revolución filipina) contra el gobierno colonial español en la Provincia de Cavite, Filipinas. Se libró desde el 1 al 3 de septiembre de 1896 en el pueblo de Imus en la dicha provincia, justo después del nefasto ataque de Andrés Bonifacio contra el polvorín de San Juan del Monte en Manila.

La victoria decisiva resultante para los rebeldes en Imus, o los miembros imuseños del Katipunan, alarmó mucho al gobierno español en Filipinas. Después del conflicto, intentaron someter a los rebeldes en la provincia de Cavite con las batallas gemelas en Binacayan y Dalajican en Cavite el Viejo (ahora Kawit) unas semanas después de la Batalla de Imus.

40628840_10155342147350882_2395600425471442944_n

La espaciosa plaza de Imus se encuentra en el corazón de su vieja Población (centro del pueblo) donde está rodeada por casas ancestrales bellamente conservadas, el ayuntamiento, y la Catedral de Nuestra Señora del Pilar que también es la patrona de España y de la Hispanidad. Una enorma bandera filipina que se iza en un palo de la bandera muy alto ondea orgullosamente en su centro.

Como consultor de la historia para el gobierno local de la Ciudad de Imus, bajo de la oficina de mi amigo, el afable y muy popular Sr. Concejal Raymond “Mon” Argüelles, tuve el privilegio de presenciar las ceremonias austeras celebradas el pasado 3 de septiembre en esa ciudad para conmemorar a los héroes caídos de esa batalla (había fuertes bajas en ambos lados). Lloviznaba cuando llegué a la Catedral de Nuestra Señora del Pilar. La Misa fue oficiada por el Cardenal Luis Antonio Tagle, Arzobispo de Manila y un hijo de Imus. De hecho, un antepasado suyo, José Tagle, era un miembro de alto rango del Katipunan y un participante en la Batalla de Imus.

PEPE ALAS

El Cardenal Tagle celebra una Misa de acción de gracias en la Catedral de Nuestra Señora del Pilar, el asiento de la Diócesis de Imus.

PEPE ALAS

Nuestra Señora del Pilar, la reina de Imus.

Después de la Misa, procedimos al cercano complejo deportivo de la ciudad (Imus Sports Complex) donde los más altos oficiales del lugar, dirigido por su joven alto ejecutivo, el Sr. Alcalde Emmanuel “Manny” Maliksí, pronunciaron discursos interesantes e inspiradores. El Cardenal Tagle pasó para dirigir una breve oración. Incluso tuve una rara foto con él, gracias a la insistencia del Concejal Mon.

PEPE ALAS

Después, todos marchamos hacia el Puente de Isabel II de España que está a menos de medio kilómetro del complejo deportivo. Fue en ese puente donde tuvo lugar el clímax de la Batalla de Imus. Ya no lloviznaba cuando salíamos a caminar.

El puente fue nombrado en honor de Isabel II, reina de España entre 1833 y 1868. Fue el primer puente permanente construido sobre el Río Imus, uno de los ríos más largos de Cavite, cerca de la frontera con la municipalidad de Bacoor (ahora una ciudad). El puente de dos carriles conecta la Calle Salinas en Barrio Palicô, el último barrio de Imus antes de Bacoor, con la Población de Imus. Si no me equivoco, este puente forma parte de la vieja Camino Real que condujo a Intramuros, la antigua ciudad amurallada de Manila que era la capital de la Capitanía General de Filipinas.

El Puente de Isabel II es un puente de doble arco que fue construido en 1856 por los frailes agustinos recoletos encabezados por el hermano lego Matías Carbonell utilizando mampostería de piedra. Fue completado el año siguiente.

PEPE ALAS

El 3 de septiembre de 1896, durante la Batalla de Imus que conmemoramos, el tramo norte de este puente fue desmantelado por los Katipuneros como una táctica ofensiva para combatir a las fuerzas gubernamentales que llegaban desde Manila. Con los rebeldes escondidos detrás de las trincheras, los soldados gubernamentales que marchaban no verían el corte hasta que hayan atravesado parte del tramo, de modo que los atrapen. La táctica fue un éxito que resultó en la victoria de los revolucionarios. Después de la batalla, el tramo roto del puente fue reemplazado temporalmente por una estructura de madera pero luego fue reconstruido durante el período colonial estadounidense.

PEPE ALAS

En frente del monumento que conmemora la Batalla de Imus en el Puente de Isabel II. Izquierda a derecha: Concejal Mon Argüelles, Cynthia Ramírez, Diputado Alex Advíncula (3º distrito de Imus), Alcalde Manny Maliksí, Vicealcalde Arnel Cantimbuhan, Ed Argüelles, Concejal Dennis Lacson, Joshua Guinto (presidente del consejo juvenil), y Concejal Lloyd Jaro. Hagan clic aquí para ver más fotos del evento.

PEPE ALAS

El marcador de mármol lo dice todo: este puente es un legado de Madre España a los imuseños.

Los nativos de Imus son personas muy conscientes de la historia. Su amor por el patrimonio y la historia se refleja en sus casas ancestrales (bahay na bató) muy elegantes y bien conservadas, en la conmemoración de eventos históricos, en sus marcadores históricos, monumentos, banderas filipinas, y en su orgullo como la “capital de la bandera” del país (“Flag Capital of the Philippines“). Incluso el Sr. Alcalde Manny es muy conocedor de la historia de su lugar (dos veces me dijo que Imus tiene la mayor cantidad de marcadores históricos en cualquier lugar de Filipinas).

Mis amigos ya conocen mi posición sobre la rebelión encabezada por el Katipunan: estoy en contra porque soy católico. Para mí, la fe es la primera antes que la patria. Esto no quiere decir que todos los miembros del Katipunan fueron malvados y maniáticos. Con certeza, muchos de ellos lucharon por un ideal que pensaban que eran noble y justo. Pero hoy, no son más que meros jugadores de la historia. En esa breve conmemoración en el Puente de Isabel II de España, estaba seguro de que muchos conmemoraban sólo a los héroes caídos de Imus, es decir, a los Katipuneros que rebelaron contra el gobierno. Pero creo que fui el único participante que pensó en los verdaderos defensores de Imus: el gobierno. Sin embargo, recordé ambos lados y oré por todos ellos. Todos ellos contribuyeron a la que ahora es la Ciudad de Imus, una ciudad que está orgullosa de su historia.

Querido diario…

Image result for querido diario

Imagen: Yumpu.

No pude escribir. Lo que quiero decir es que no pude publicar un nuevo blogpost (artículo de blog) sobre la historia ni la cultura ni la arte. He estado planeando hacerlo durante los últimos días pero mi síndrome de dolor regional complejo me inhibe, por no hablar de mi horrible horario (trabajo de noche… ¡por más de una década!). Se suponía que debía escribir sobre mi reciente visita a Imus, Cavite (trabajo allí de tiempo parcial como asesor de historia para el gobierno local bajo la oficina del Concejal Raymond Argüelles, un amigo de mis días de la universidad), así como un artículo sobre mis pensamientos sobre la bandera filipina, pero no pude obtener el momento adecuado. Ni siquiera pude terminar mi proyecto de traducción con Manolo Quezon para su The Philippine Diary Project. Pero estaré de permiso mañana. Con suerte, podría lograr algo.

Ayer twiteó (¿es <<twitear>> ya un infinitivo aceptado?) que necesitaba un descanso de la realidad porque sentía que soy inútil y que no podría lograr nada con cualesquiera talentos que tenga. Estoy llegando a los cuarenta pero como escritor no me está sucediendo nada significativo o realmente grande. Por lo menos tengo este blog, jaja.

Mi mujer estuvo ocupada todo el día, tratando de transferir a nuestro hijo más joven a otra escuela debido a la intimidación. No quiero preocuparme por eso. Demasiado mundano. Además, podría enfadarme mucho con el bravucón si yo mismo me ocupo del asunto.

Hace aproximadamente una hora, mi amigo Orion Pérez, un conocido pensador político, me envió sus propuestas sobre cómo mejorar el borrador de PDP-Laban para la Comisión Constitucional. ¡Que honor! Es ampliamente conocido que hay planes para cambiar la forma de gobierno de Filipinas al federalismo. Apoyo la medida especialmente porque existe la posibilidad de que se reconozca el idioma español una vez más, entre muchos otros beneficios al pueblo filipino. Orion me pidió que revisara las políticas de idioma del borrador. Me decepcionó un poco saber que en el borrador mencionado, el idioma español solo puede considerarse como un idioma de herencia. Tenía la esperanza de que presionen para que se convierta en un idioma oficial (o cooficial con el inglés). Pero veamos qué puedo hacer.

122nd anniversary of the Battle of Imus

The City Government of Imus, Cavite Province, led by Mayor Emmanuel “Manny” Maliksi, commemorated this morning the 122nd anniversary of the Katipunan’s siege of Imus, more famously known as the Battle of Imus, that occurred from 1–3 September 1896. The said battle is considered as the first major encounter between the Katipunan rebels led by Emilio Aguinaldo and Imus’s very own José Tagle versus the Spanish colonial government helmed by then Governor-General Ramón Blanco.

The austere event began at the Imus Cathedral (Iglesia de Nuestra Señora del Pilar) where Mass was celebrated by none other than Luis Antonio Cardinal Tagle (great grandson of José). A flag-raising ceremony followed afterwards at the nearby Imus Sports Complex attended by all employees, public servants, and peace-keeping officers of the city hall. The city’s top government leaders gave inspiring speeches. The most interesting was that of Mayor Manny’s as he became a historian of sorts that day. Click on the following photo below to watch his very interesting, trivia-laced speech.

PEPE ALAS

After the speeches, we all proceeded to the 161-year-old Bridge of Isabel II (Puente de Isabel II), a heritage site. It is where the Battle of Imus had its climax. Historian Emmanuel Calairo, Director of the Cavite Studies Center, gave a brief speech about the significance of the site. Click on the photo below to watch his speech and the offering of flowers at the bridge to commemorate the fallen fighters, both Katipuneros and government troops.

PEPE ALAS

I’ll be blogging more about this very soon. Stay tuned.