Home » Cervantismos y Quijoterías » No hay nada que me detenga

No hay nada que me detenga

Image may contain: text

Déjame empezar de nuevo.

Cuando comencé este blog a mediados de 2017, planeaba producir al menos un artículo por semana. El plan fracasó cuando la tuberculosis y la neumonía devastaron mis pulmones en diciembre de ese año. Estuve en una pausa de seis meses haciendo cosas banales. No escribí, ni siquiera en papel. Leí algunos libros, pero con moderación.

Cuando regresé a mediados del año pasado, noté que mi habilidad habitual para escribir ya no estaba allí. Se sentía más como una lata que una pasión. Debo admitir que mi dolorosa condición contribuyó a ese letargo. Y creo que trabajar en el turno de noche durante casi dos décadas ya ha afectado a la mente y al cuerpo. Y también está nuestra ridícula condición financiera, las deudas acumuladas, el hambre y el dolor de cabeza… tuve que lidiar todo esto.

El mes pasado fue un susto. Tuve un mal caso de toser, y me aterrorizó ver —aunque en silencio— que había sangre en mi esputo. Pensé que mis viejas nemesas respiratorias estaban de vuelta. Me estaba preparando para otra hospitalización. Afortunadamente, un grupo de oración en Facebook me salvó. Los hallazgos de los rayos X no encontraron nada grave y todo lo que tuve fue bronquitis. Sí, creo en el poder de la oración y los milagros.

Ahora mi última lucha es el trastorno por déficit de atención: he tenido problemas para terminar un libro. Esto ha estado ocurriendo durante el año pasado más o menos. Esto no puede ser, una mala combinación de bloque del escritor y bloque del lector.

Todavía no estoy listo para volver a actualizar esta bitácora. Mi síndrome de dolor está empeorando cada día. Puedo sentirlo. Pero si no ahora, entonces ¿cuándo? Mi pasión no debe ser detenida. Ahora no. Jamás.

Déjame empezar de nuevo.

 

Advertisements

2 thoughts on “No hay nada que me detenga

  1. Mis plegarias por ti, Pepe. Los futuros filipinos necesitan buenos escritores sobre su historia y cultura, especialmente escritores en Internet, que es el único lugar donde encontrarán a tales escritores. ¿O quizás necesites hacer un “retiro de ejercicios espirituales”? Que Dios lo bendiga a usted y a su familia.

    Like

  2. ESCRIBIR es una misión, un destino, un poder, que Dios nos ha dado. No lo dejemos. Y más si se trata de nuesrta Patria educada en la ignorancia y amenazada por la ignorancia de políticos gagos, zoquetes, tontos, y traidores.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s